miércoles 2 de diciembre de 2020
Política | Santa Fe | Rosario |

¿Cuántos años tardarán Santa Fe y Rosario en volver a la desocupación de un dígito?

Tras el "mazazo" que significaron las tasas de desempleo en ambos aglomerados, un informe privado calculó cuánto tiempo y esfuerzo demandará recuperar índices menores de 10%. Además, la progresión de destrucción de empleos en la provincia en el último año, cuánto corresponde a la crisis económica y cuánto a la pandemia.

El ejercicio que hace la consultora P&G que integran los dos principales funcionarios económicos en el último gobierno provincial, Gonzalo Saglione y Pablo Olivares, no es una predicción ni un ejercicio de futurología, sino un modelo que permite ver la magnitud del esfuerzo y el tiempo que tomará recuperar los empleos registrados que destruyeron primero la crisis económica y luego, más cercano en el tiempo y con más profundidad, la pandemia.

En el proyecto de Presupuesto 2021, el gobierno nacional proyectó una caída del PBI en 2020 del -12,1%; en 2021 un crecimiento de 5,5%; en 2022 de 4,5%; y en 2023 de 3,5%. En opinión de los consultores, son proyecciones más tendientes a la sobreestimación que a la subestimación de crecimiento.

Los economistas trabajaron sobre dos escenarios posibles en cuanto a la cantidad de empleos que la economía santafesina podría crear por cada punto que crezca la actividad económica:

-El escenario optimista es que por cada punto de crecimiento, el empleo lo hará en 0,5%, y que de esos nuevos empleos, el 75% será captado por desocupados y el 25% restante por subocupados o por ocupados demandantes de más trabajo.

-Un escenario intermedio, en el que el empleo subirá a razón de 0,3% por cada punto que se expanda la economía y los desocupados captarán el 65% de los nuevos puestos de trabajo.

MT Manifestación multitudinaria Peatonal santa fe coronavirus comerciantes 5.jpg
La pandemia y la crisis hicieron mella en la economía local, y en Santa Fe, el comercio fue una de las actividades más perjudicadas

La pandemia y la crisis hicieron mella en la economía local, y en Santa Fe, el comercio fue una de las actividades más perjudicadas

Los resultados

Dicho esto, en el escenario optimista, para fines de 2021 el Gran Santa Fe bajaría a 16,6% y el Gran Rosario al 14,3%; a fines de 2022 a 12% Gran Santa Fe y 10% Gran Rosario; y en 2023 estarían los dos aglomerados en un dígito, con 8,3% y 6,4% respectivamente.

En el escenario intermedio, el ritmo de descenso de la desocupación sería más lento: Gran Santa Fe terminaría 2021 con 18,4% de tasa de desocupación abierta y el Gran Rosario con 16%; 2022 con 16% el Gran Santa Fe y el 13,8% el Gran Rosario; y 2023 con 14% y 11,9% respectivamente.

Una de las conclusiones es que “si en los años posteriores a 2023 se continuara creciendo a la tasa de este último año, recién se lograrían tasas de desocupación abierta de un dígito en el año 2025 para el aglomerado Gran Rosario y en el año 2026 para el aglomerado Gran Santa Fe”. Como se ve, un largo trecho por recorrer.

Leer más ► La pobreza trepó al 42,6% en el Gran Santa Fe

En forma alternativa, los realizadores del informe decidieron calcular (sobre los mismos supuestos de base) a qué tasa debería crecer el PBI en los años 2021 y 2022 si quisiéramos lograr al 31 de diciembre de este último año tasas de desocupación abierta de un dígito en sendos aglomerados. “La respuesta es que debería crecerse al 5,75% anual en los años 2021 y 2022 para lograr tasa de desocupación de un dígito en el aglomerado Gran Rosario, o a una tasa del 6,95% para que ambos aglomerados bajen a un dígito”, dice el informe.

“Si en los años posteriores a 2023 se continuara creciendo a la tasa de este último año, recién se lograrían tasas de desocupación abierta de un dígito en el año 2025 para el aglomerado Gran Rosario y en el año 2026 para el aglomerado Gran Santa Fe”

Cómo se destruyó empleo

El informe de P&G se complementa con datos que, ordenados y comparados, ponen en perspectiva lo que viene ocurriendo en Argentina con la pérdida de puestos de trabajo, al punto tal que, al final del segundo trimestre de 2020, el Gran Santa Fe iguala su tasa de desocupación de octubre de 2001.

POBREZA 1.jpg
El Indec viene de difundir lapidarios índices de desempleo y pobreza

El Indec viene de difundir lapidarios índices de desempleo y pobreza

En junio 2019 la provincia tenía 499.174 trabajadores registrados. En diciembre de ese año ya habían descendido a 492.983. Tres meses después, en marzo de 2020, ya eran 487.284. Y en junio pasado, al cerrar el segundo trimestre del año atravesado de punta a punta por la pandemia, quedaban 474.892 trabajadores en blanco. La fuente es el Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) que refleja de forma ágil las altas y bajas del mercado laboral formal.

Además de esa evolución descendente, se muestran una serie de comparaciones. En los doce meses que transcurrieron entre junio de 2020 y junio 2019, la provincia perdió 24.282 empleos registrados (-4,9%). De los cuales 12.392 se esfumaron en el segundo trimestre de este año (abril-mayo-junio). Todo eso mientras regía el impedimento de despedir que estableció el gobierno nacional para proteger el empleo, lo cual hace pensar en cuál sería la cifra si no se hubiese tomado esa medida.

El informe también descompone la pérdida de empleos formales en el primer semestre del año. Por efecto previo a la pandemia (crisis económica de arrastre de 2019) se perdieron -5699 (31,5%) empleos formales. Y por efecto de la pandemia (se estableció el 20 de marzo) fueron -12.392 (68,5%).

Leer más ► La Provincia invirtió más de $1.800 millones en asistencia a la pobreza en Santa Fe

Los que tienen, los que tienen poco y los que quieren más

Por último, una radiografía un poco más amplia sobre el porcentaje de la Población Económicamente Activa con problemas laborales, considerando a esta categoría a las personas que no trabajaron y buscan trabajar (desocupados), más las que trabajan menos de 35 horas semanales (subocupados), más las que están ocupados pero demandan trabajo (ocupados demandantes).

En el segundo trimestre de 2020 la población con problemas laborales sumaba 29,3% de la PEA en Gran Santa Fe y 34,2% en Gran Rosario. Tres años antes, en el mismo período de 2017, era 17% y 36,2%.

Estas cifras están indicando que mientras “en el Gran Rosario hace ya 3 años un tercio de la población económicamente activa se va moviendo entre los tres problemas de empleo” (desocupados, subocupados y ocupados demandantes), en el Gran Santa Fe “la población económicamente activa con problemas de empleo ha aumentado desde un 17% en 2017 a un 29,2% en 2020”. Más directo, “por cada 10 personas que en el segundo trimestre de 2017 estaban desocupadas, subocupadas u ocupadas demandantes en los últimos 3 años se agregaron 7 personas más”.

Dejá tu comentario