sábado 23 de enero de 2021
Policiales | dinero | Fotos | Extorsión

Un hombre amenazó a otro con difundir imágenes íntimas, le exigió el pago de dinero y fue condenado por chantaje

El juez Nicolás Falkenberg condenó a Lautaro Peralta en la misma audiencia donde primero se realizó la imputación. El autor de los ilícitos es oriundo de Paraná, tiene 26 años, fue detenido el miércoles de esta semana y hoy ya se le impuso la pena.

Un hombre de 26 años identificado como Lautaro Nahuel Peralta fue condenado a tres años de prisión de ejecución condicional como autor de los delitos de extorsión y tentativa de extorsión en perjuicio de otro hombre al que amenazó con difundir fotos íntimas si no le pagaba dinero.

En la audiencia desarrollada en la sala 8 del subsuelo de tribunales, primero se concretó la imputación a Peralta y luego se procedió a precisar los términos de la condena a través de un procedimiento abreviado arribado junto a la defensora pública Sonia Bustos, quien participó de la audiencia por videoconferencia.

Finalmente el Nicolás Falkenberg dejó firme el acuerdo y dictó sentencia: además de los tres años de ejecución condicional, el magistrado le prohibió al condenado contactarse con el hombre que fue víctima de los ilícitos y le ordenó el pago de 20 mil pesos en concepto de reparación económica.

El fiscal que investigó los hechos ilícitos es Marcelo Nessier, quien destacó que “el condenado fue detenido en la ciudad de Paraná (provincia de Entre Ríos) el miércoles, fue trasladado a nuestra provincia y hoy ya fue condenado”.

Leer más ► Coronda: detuvieron a un joven por extorsión con videos sexuales

nessier.jpg
Marcelo Nessier, fiscal de Coronda

Marcelo Nessier, fiscal de Coronda

Imágenes

El fiscal Nessier le atribuyó a Peralta la autoría de dos hechos ilícitos, cometidos el lunes 14 de septiembre y el lunes 19 de octubre. En el primero, el delito se consumó porque la víctima le transfirió 2 mil pesos a través de una aplicación destinada a ese tipo de transacciones. En el segundo caso, el condenado le volvió a exigir dinero, pero la víctima hizo la denuncia que motivó el inicio de la investigación.

Nessier explicó en la audiencia que el condenado y la víctima venían manteniendo comunicaciones y practicaban lo que se denomina “sexting” a través de la red social Whatsapp. Agregó que “estos contactos virtuales previos fueron los que le permitieron al condenado tener imágenes íntimas del hombre que resultó víctima del chantaje”.

Peralta le decía a la víctima que si no le transfería dinero, difundiría las imágenes y le haría perder su trabajo; luego de hacer la transferencia de 2 mil pesos, la víctima le solicitó al condenado que borrara las fotos. "Sin embargo, no lo hizo e intentó extorsionarlo nuevamente diciéndole que no eliminaría las imágenes y que debía cargarle más dinero, lo que motivó la radicación de la denuncia”, señaló el fiscal.

Nessier concluyó que “se peritó el teléfono celular de la víctima y se solicitaron informes a la dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial de la Nación. También se ofició a la empresa utilizada para hacer la transferencia, la cual nos brindó información que permitió acreditar que se llevó a cabo la transacción, quién es el titular de la cuenta, el IP de su computadora, su número telefónico y su dirección postal”.

¿Qué es el sexting?

El fiscal Nessier explicó que “la palabra ‘sexting’ es un acrónimo en inglés formado por las palabras ‘sex’ (sexo) y ‘texting’ (escribir mensajes)”. En tal sentido, sostuvo que “se denomina sexting (o ‘sexteo’ en castellano) a la actividad de enviar fotos, videos o mensajes de contenido sexual y erótico personal, a través de dispositivos tecnológicos, ya sea utilizando aplicaciones de mensajería instantánea, redes sociales, correo electrónico u otras herramientas de este tipo”.

Dejá tu comentario