sábado 24 de octubre de 2020
Policiales | estafa | Santa Fe |

Tras la estafa millonaria, la dueña del reconocido kiosco céntrico pudo saldar la deuda

Andrea, la dueña del comercio de 25 de Mayo y La Rioja, pudo saldar la deuda que le provocó la estafa millonaria gracias a la donación de una mujer conocida.

Frente a tanta amargura e impotencia, una buena noticia llegó al mega kiosco de 25 de Mayo y La Rioja, que semanas atrás sufrió una estafa millonaria. Su dueña, Andrea, había puesto su casa en venta para saldar la deuda de $ 4.000.000 y así pagar a las empresas de envío de dinero cuyo servicio fue el blanco del delincuente extranjero. Gracias a la solidaridad de una mujer conocida por la propietaria, Andrea pudo saldar la deuda.

"Fueron momentos muy difíciles, de impotencia frente a todo esto que fue inesperado", expresó la mujer que aseguró al móvil de Aire de Santa Fe que el hecho "generó malestar físico y psicológico" en los trabajadores del reconocido kiosco céntrico.

Leer más ► Otro cuento del tío en Santa Fe: la estafaron y le sacaron más de 20 mil dólares

La mujer fue estafada por un monto mayor a los $ 4.000.000 que la obligó a tomar la drástica decisión de poner en venta su casa para pagar la deuda en la que quedó involucrada. "No está tan fácil la venta de propiedades y cada día que pasaba era más angustiante", recordó Andrea.

Pero en medio de tanta angustia, una persona de su confianza le tendió una mano.

"Con todo este movimiento que generó la noticia en varios medios, una gente conocida amiga me ofreció prestarme dinero hasta que yo pueda vender mi casa y devolverlo", contó la mujer al periodista Julian Brochero. "Esta semana hice el depósito y nos habilitaron", agregó confirmando que el kiosco ya volvió a trabajar con las empresas Pago Fácil y Western Union.

"Ahora estamos más aliviados y tranquilos de que pudimos comenzar otra vez. Todavía quedan personas que se sensibilizan por una situación como ésta", concluyó.

Estafa virtual millonaria

Hace seis meses, en el inicio de la cuarentena por coronavirus, un hombre comenzó a ir periódicamente al negocio que cuenta con una sucursal de Pago Fácil y de Western Union, empresa de envío y recepción de dinero en efectivo y en cuentas bancarias a nivel internacional.

Este hombre se acercaba al negocio con mucho dinero a hacer depósitos hasta dos veces por día. Como había que tomar distancia para hacer los pagos por las medidas de prevención del covid y esta persona traía un gran caudal de plata, los dueños del comercio se familiarizaron con él y le ofrecieron la posibilidad de que deje el dinero en el local, ellos hicieran los depósitos y luego le avisaran por teléfono cuando estuviesen listos.

"Él accedió y una de las empleadas tenía su teléfono, así fue haciendo un vínculo con esta chica, pero siempre de trabajo", contó la dueña del negocio en diálogo con Julián Brochero desde el móvil de Aire de Santa Fe. Pero pasados seis meses de concurrir todos los días, este joven de 32 años comenzó una relación con la empleada del local.

"Nosotros tenemos una computadora que es para que la gente haga trámites, y se encuentra fuera del espacio físico de lo que es el Pago Fácil. Él venía, esperaba y hacía trámites en esa computadora. Hace casi un mes y medio la máquina empezó a fallar y él se ofreció a arreglarla", relató. Al haber confianza, los dueños del negocio aceptaron la ayuda del hombre, pero les llamó la atención que estuviera todo el día sentado en la máquina.

Leer más ► Santo Tomé: el estafador de Villa Adelina se hacía pasar por personal de la EPE fue detenido por los vecinos

"Lo descubrimos porque la casa central de Buenos Aires cada cinco días hace un cierre y nos comunica que teníamos una deuda, cosa que negamos. Nos pusimos a trabajar con la gente de Pago Fácil y llegamos a la conclusión de que faltaba ese dinero y que era de envíos al extranjero", indicó la mujer que puso en venta su casa para poder saldar la deuda.

En cuanto al estafador, la dueña del negocio contó que estuvo detenido en la ciudad y luego trasladado a Villa Constitución donde fue liberado "porque el delito de estafas es excarcelable aunque te arruinen la vida y nadie hace nada. Como no tenía bienes ni cuentas no se le pudo sacar dinero y anda libre por las calles de Santa Fe". Se supo que este hombre, además, tiene causas en otras provincias argentinas, Chile, Perú y Venezuela.