martes 17 de mayo de 2022
Policiales Santo Tomé | Cárcel de Coronda | Tribunales

Sospechan que la banda implicada en el robo en Altos de la Ribera tenía planificado un fabuloso golpe a una financiera de Santa Fe

La revelación se dio en una audiencia que se llevó a cabo este viernes en tribunales y en donde las fiscales pidieron además que un ingeniero químico, que se encuentra imputado en la causa, quede preso.

La investigación del robo a dos casas del country Altos de la Ribera de Santo Tomé, ocurrido en febrero de este año, sumó este viernes un nuevo capítulo en la trama que investiga la Justicia. En una audiencia que se llevó a cabo en Tribunales, las fiscales del caso, Lucila Nuzzo y Gabriela Arri, revelaron que los miembros de la banda, cuyo cabecilla se encuentra detenido en la cárcel de Coronda, tenían planificado dar un golpe millonario en la ciudad de Santa Fe.

El mismo tenía como objetivo una financiera ubicada en calle Tucumán, en pleno microcentro santafesino, y a la cual los integrantes de la organización, habían realizado una serie de trabajos de inteligencia para vulnerar sus medidas de seguridad y así alzarse de un caudaloso botín.

El dato fue ventilado en una audiencia que tuvo lugar en la Sala 2 del subsuelo de tribunales y en donde además las fiscales pidieron al juez José Luis García Troiano, que el ingeniero químico que se encuentra imputado en la causa, Germán Bustos, permanezca detenido, con prisión preventiva. Sin embargo, el magistrado no hizo lugar y ordenó que Bustos continúe en libertad con medidas alternativas a la cárcel.

La existencia del plan delictivo fue advertida por Nuzzo y Arri tras cotejar un video incorporado inicialmente a la causa. Es que, en un principio, los investigadores pensaron que ese registro había sido grabado por uno de los miembros de la banda para mostrar a dónde iban a guardar parte del botín robado en el barrio privado de Santo Tomé.

audiencia bardina fiscales para web.jpg
Arri y Nuzzo, las fiscales del caso.

Arri y Nuzzo, las fiscales del caso.

Pero con el correr de los meses, esa hipótesis tuvo un giro, ya que tras analizar una serie de escuchas al teléfono que utilizó Damián Barrionuevo (el sindicado cabecilla), los pesquisas establecieron que el video era parte de la trama de inteligencia que había desplegado la organización meses atrás.

El registro fílmico en cuestión, captó el momento en que un hombre manipuló una caja de seguridad dentro de la bóveda de la entidad y luego la colocó en una estantería de metal y cerró con llave. Justamente, esa caja de seguridad, la N°75, fue la que los investigadores de la Agencia de Investigación Criminal inspeccionaron el 8 de marzo pasado tras ejecutar cuatro allanamientos en Santa Fe capital para esclarecer el atraco a las dos casas del barrio privado de Santo Tomé.

Las fiscales indicaron además que la banda tenía previsto irrumpir en el local desde una cochera de autos lindera. Una maniobra muy similar a la que supieron realizar, en 2012, los ladrones que ingresaron a la sede de calle San Martín del banco Macro.

En aquel fabuloso golpe, ocurrido entre el 8 y 9 de septiembre, los hampones ingresaron a la entidad bancaria por una cochera ubicada en calle San Jerónimo. Desde allí escalaron un tapial, subieron a un techo y luego abrieron una ventana de la entidad bancaria que daba al pulmón de manzana. Mediante el empleo de elementos de corte sofisticados, los ladrones perforaron la bóveda y se alzaron de un botín millonario que implicó joyas, dólares (a gran escala) y pesos que se encontraban en 77 cajas que fueron abiertas.

Leer más ► La Corte dejó firme la condena para dos implicados en el robo al banco Macro de Santa Fe

A diferencia de aquel histórico golpe delictivo, desde Fiscalía creen que la banda actual tenía ideado entrar a la financiera del microcentro por los techos tras emplear elementos de corte. Tal hipótesis surge porque algunos miembros de la banda, quedaron ligados a una causa que se tramita en Rosario y en donde se investiga el robo a una joyería a la cual accedieron por los techos.

La causa volverá a tener un nuevo capítulo este sábado cuando en una audiencia de medidas cautelares se defina si dos mujeres que fueron detenidas esta semana e imputadas como miembros de la banda liderada por Barrionuevo quedan en prisión preventiva. Se trata de Verónica María José D. y Micaela Antonela R., ambas acusadas de ser parte del engranaje criminal sospechado de asaltar las casas en Altos de la Ribera y además de cometer una serie de hurtos mediante el cuento del tío en Santo Tomé y Santa Fe.

Leer más ► Suman a dos mujeres como miembros de la banda implicada en el robo al country Altos de la Ribera

En tanto, la investigación cuenta además con dos prófugos de nacionalidad chilena, de los cuales uno ya cuenta con pedido de captura. Se estima que los trasandinos fueron quienes también participaron del atraco en el country ocurrido entre el 15 y 16 de febrero.