menu
search
Policiales secuestro extorsivo | Barrio 7 Jefes | Ciudad de Santa Fe

Secuestro extorsivo en barrio 7 Jefes: condenas de hasta 10 años de prisión para los acusados

Cuatro hombres fueron condenados a penas de 5 y 10 años de prisión por la participación en el secuestro extorsivo de un vecino del barrio 7 Jefes, en febrero de 2022.

El acuerdo abreviado fue presentado por el fiscal General Martín Suarez Faisal, los abogados particulares Alejandro Otte y Dionisio Ayala, y la defensora pública Mariana Rivero y Hornos, y fue avalado por el juez José María Escobar Cello.

Los condenados fueron identificados como Hugo Edgardo Soto, Rodolfo Ariel Quiroga, Eugenio “Jeji” Cáceres y Facundo Paredes. El quinto involucrado, Yosemir Godoy, falleció mientras estaba en prisión preventiva en la cárcel de Coronda.

LEER MÁS ► Secuestro extorsivo en barrio 7 Jefes: se suspendió el juicio porque los acusados tomaron una drástica decisión

gastón Cabrera.jpg
El primero en caer fue Soto, el encargado de buscar el dinero

El primero en caer fue Soto, el encargado de buscar el dinero

Secuestro extorsivo

Minutos antes de las 7 del 22 de febrero de 2022, Gastón Cabrera se encontraba en el interior de su automóvil Peugeot 307 negro en la intersección de Maipú y Laprida cuando fue abordado por tres personas, encapuchadas y con barbijos que le cubrían el rostro. A punta de pistola lo obligaron a sentarse en el asiento trasero y abandonaron el lugar.

Desde ese momento, la esposa de Cabrera comenzó a recibir en su teléfono llamados de diferentes números que le exigían la entrega de una suma de dinero en moneda extranjera a cambio de la libertad de Cabrera: debía colocar 200 mil dólares en una mochila y mantener la comunicación telefónica a fin de recibir instrucciones respecto de la entrega del dinero.

En el marco de la investigación se analizaron las cámaras de vigilancia ubicadas en la zona del hecho: en Laprida al 3800 y al 3600, en Chacabuco al 800 y en Maipú al 900. Así se pudo reconstruir que a las 6:49 del 22 de febrero, una furgoneta detuvo su marcha en Chacabuco y Laprida; la furgoneta tenía el faro izquierdo casi sin intensidad, el guardabarros delantero chocado y era conducida por Rodolfo Quiroga; del vehículo descendieron tres personas: Facundo Paredes, Eugenio Cáceres y Yosemir Godoy.

Tres minutos después, los hombres se dirigieron por Laprida hacia Maipú y abordaron a Cabrera. En el lugar del conductor se sentó Godoy y otro se sentó en la parte trasera con la víctima.

LEER MÁS ► Quién es quién en la banda del secuestro extorsivo en barrio 7 Jefes

GIF-secuestro 7 jefes.gif
La reconstrucción de los hechos permitió esclarecer quienes fueron los que planificaron el secuestro y quienes hicieron la logística.

La reconstrucción de los hechos permitió esclarecer quienes fueron los que planificaron el secuestro y quienes hicieron la logística.

En una de las llamadas que recibió la esposa de Cabrera, le dijo que sólo tenía 10 mil dólares para el rescate: “Estamos lejos, para mi es mas fácil matarlo y tirarlo dentro de una bolsa que seguir con esto”, le respondieron. Sin embargo, una hora después volvieron a llamarla para pactar el punto de entrega, en inmediaciones de la ex Estación Belgrano. La mujer ya había alertado a la policía, y dos agentes de civil la siguieron a distancia hasta el punto de entrega.

Cuando depositó en el lugar un bolso con mil dólares en el interior, los secuestradores le dijeron que vaya caminando por Vélez Sarsfield hasta Castellanos y que ahí iba a estar su marido. Mientras caminaba, comenzaron a gritarle: “Hija de puta llamaste a la cana, está por todos lados, no lo encontrás más”. Es que una vez que la mujer dejó la cartera, los agentes de civil aguardaron a quien iba a retirarlo y lo redujeron: se trataba de Hugo Soto.

Finalmente, cerca de las 10:20 Cabrera se comunicó por teléfono con su esposa y le dijo que estaba en inmediaciones de Naciones Unidas y Pasaje Mitre, en el oeste de la ciudad. Es que mientras la mujer dejaba el dinero en el lugar acordado, los secuestradores que tenían a Cabrera en el auto le dijeron: “Quedate tranquilo que ya te bajás”; sin embargo, se bajaron ellos del vehículo y lo dejaron maniatado adentro.

Cabrera fue asistido por dos mujeres de la zona, que vieron lo ocurrido y le prestaron el teléfono celular para que se comunicara con su esposa. A las mujeres les llamó la atención que los tres hombres que bajaron del auto tenían guantes de látex puestos.

secuestro extorsivo 7 jefes.jpg
Peritos de la AIC cuando revisaron el auto en el que fue secuestrado Cabrera.

Peritos de la AIC cuando revisaron el auto en el que fue secuestrado Cabrera.

Roles y condenas

Soto fue el encargado de recoger el dinero y sobre Quiroga recayó la sospecha de haber sido el organizador del hecho, y el encargado de la logística; de haber monitoreado las negociaciones y aportar información necesaria a raíz del vínculo personal que tenían: eran amigos desde hacía años, vecino de la casa de sus padres en Necochea al 2700 e iban juntos al gimnasio.

Cuando los agentes realizaron un allanamiento en la vivienda donde fue detenido el sospechoso y se secuestró la furgoneta en al que se trasladaron los secuestradores: la camioneta era propiedad del cuñado de Quiroga, y éste se la había pedido prestada la noche anterior al secuestro de Cabrera.

Sin embargo, durante la investigación Quiroga sostuvo que Soto lo había contratado para hacer dos viajes por zona de 7 Jefes, y ayudó a identificar a los demás involucrados. Quiroga y Soto fueron condenados como partícipes secundarios del delito de secuestro extorsivo agravado por la cantidad de intervinientes a cinco años de prisión.

secuestro cabrera 7 jefes allanamiento.jpg
Grupos de asalto e investigadores en la casa en donde vivía Quiroga: allí se halló la furgoneta utilizada para trasladar a los secuestradores.

Grupos de asalto e investigadores en la casa en donde vivía Quiroga: allí se halló la furgoneta utilizada para trasladar a los secuestradores.

En tanto, Paredes, Godoy y Cáceres fueron los responsables de abordar a la víctima y retenerla hasta el cobro del rescate. Con Godoy fallecido, Cáceres y Paredes fueron condenados como coautores de secuestro extorsivo agravado por la cantidad de intervinientes, robo triplemente agravado por haber sido cometido en poblado y en banda, con el uso de arma de fuego cuya aptitud para disparar no fue probada y aprovechándose del infortunio particular del damnificado; Paredes también fue condenado por resistencia a la autoridad, y deberán cumplir una pena de 10 años de prisión.

Es que al momento de dejar a Cabrera dentro del vehículo, sus captores le robaron sus pertenencias: una billetera con dinero, tarjetas y documentación variada, y su teléfono celular. Además, Paredes intentó resistirse al accionar policial cuando fue detenido.