menu
search
Policiales Rafaela |

Rafaela: prisión preventiva para el dueño de una chatarrería que compraba cables robados a la municipalidad, a vecinos y a Telecom

La medida cautelar fue impuesta por 60 días por la jueza Cristina Fortunato. El imputado es un hombre de 50 años de iniciales CJCA. La fiscal que está a cargo de la investigación de los hechos es Lorena Korakis.

Ordenaron la prisión preventiva del propietario de una chacarita que es investigado por adquirir elementos de origen ilícito en Rafaela. Se trata de un hombre de 50 años de iniciales CJCA. La medida cautelar fue resuelta por 60 días por la jueza Cristina Fortunato en una audiencia que se realizó en los tribunales rafaelinos.

La fiscal que está a cargo de la investigación de los hechos es Lorena Korakis, quien sostuvo que "la jueza entendió que estaban configurados los requisitos para dictar la prisión preventiva e hizo lugar al pedido que formulamos desde la Fiscalía”, sostuvo.

LEER MÁS ► Santa Fe: detuvieron a un chatarrero que tenía elementos robados de la Escuela Ravera en su chatarrería

Korakis.jpg
Fiscal Korakis.

Fiscal Korakis.

Chacarita

Los delitos investigados fueron cometidos en una chacarita ubicada en calle Paraná al 1500 de Rafaela; en ese lugar, según la Fiscalía, el imputado realizaba actividades de compra y venta de metales de manera ilegal, dado que no contaba con la habilitación municipal respectiva.

Acerca del accionar delictivo, la fiscal explicó que “el hombre investigado adquirió una gran cantidad de cables de cobre, preensamblados y subterráneos que fueron sustraídos a la empresa Telecom, a la municipalidad de Rafaela y a víctimas particulares”. Al respecto, añadió que “lo hizo con conocimiento de su procedencia ilícita”.

La investigación se inició el pasado 15 de febrero, cuando en cercanías de la chacarita se detectó la presencia de un camión que tenía una carga declarada de aluminio. Cuando se realizó una requisa, se encontraron cables retorcidos y quemados: "A partir de esta situación, iniciamos con la investigación y ordenamos distintos allanamientos en el marco del legajo”, concluyó Korakis.

Al hombre de 50 años se le endilgó la autoría de encubrimiento agravado (por ánimo de lucro y habitualidad).

Temas