martes 14 de julio de 2020
Policiales | droga | cocaína | marihuana

Procesamiento, prisión y embargo para los rafaelinos investigados por vender droga en una panchería

El juez federal Reinaldo Rodríguez procesó a tres hombres investigados por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Una joven fue desvinculada de la causa.

El juez federal Reinaldo Rodríguez dictó el procesamiento con prisión preventiva de tres hombres oriundos de la ciudad de Rafaela, investigados por comerciar estupefacientes en al menos tres inmuebles de esa localidad; además les trabó un embargo sobre sus bienes por un total de $170.000. En tanto, para la hermana de uno de los detenidos, Rodríguez dispuso la falta de mérito por pedido del fiscal Gustavo Onel.

La investigación se originó a raíz de una denuncia anónima recibida de manera telefónica por la Brigada Operativa Antinarcóticos V de la policía provincial, sobre que “un tal Julio César Paiduj alias “Turco” arregla con la policía y con personal de esta brigada, para traer y vender droga. A pedido de la Fiscalía Federal, se acumularon expedientes en trámite, iniciados también por denuncias anónimas contra Paiduj y otro hombre identificado como Ceferino Cervera.

Leer más ► Rafaelinos a lo "Breaking Bad": una panchería y un lavadero como pantalla de venta de drogas

Una panchería, un kiosco y un lavadero como pantalla

En el transcurso de la pesquisa, las fuerzas policiales dieron cuenta que los sospechosos estarían involucrados en el tráfico de estupefacientes y se lograron individualizar los domicilios de Paiduj y Cervera. También se precisó que Cervera era propietario de un “kiosco” y una “panchería” que funcionaban en calle San Martín al 500 de la ciudad de Rafaela; y de un “lavadero” de autos ubicado en calle San Martín al 400. Por otro lado, la prevención anotició a la Fiscalía Federal que en la vivienda ubicada en calle David Mazzi 1400 se visualizaron conductas compatibles con la venta de estupefacientes.

Así las cosas se se ordenaron los allanamientos de los mencionados domicilios, que se concretaron el pasado 30 de mayo. De los domicilios de Paiduj y Cervera se logró el secuestro de material estupefaciente, dinero en efectivo, balanzas de precisión, teléfonos celulares y otros elementos de interés para la pesquisa; y la detención de los sospechosos. Paiduj tenía envoltorios con cocaína por un total de 407 grs. en el living comedor y en el dormitorio, tres balanzas de precisión, dos de las cuales tenían vestigios de lo que sería cocaína, seis teléfonos celulares, dinero en efectivo, una libreta y un cuaderno con anotaciones varias.

rafaela.jpg

Cervera tenía en su casa 273 grs. de cocaína y 225 grs. de marihuana guardados en el comedor y en la cocina. Una balanza de precisión, dos teléfonos celulares, un chip de telefonía suelto, y $1960. La cocaína estaba fraccionada en siete envoltorios de nylon, mientras que la marihuana estaba distribuida en un envoltorio de nylon, en un frasco de vidrio guardado en el interior de una alacena había “cogollos” de marihuana, y un “triturador” que contenía vestigios de lo que sería marihuana. Durante el registro del dormitorio, se procedió al secuestro de la suma $190.000. Durante las restantes requisas se procedió al secuestro de cuatro teléfonos celulares y la suma de $540.

En tanto, de la inspección del “kiosco” y la “panchería”, se secuestró un teléfono celular y dinero en efectivo. En el allanamiento del inmueble de calle David Mazzi 1400 se secuestró también material estupefaciente, dinero en efectivo y teléfonos celulares, y se detuvo a dos personas: Mauro y Yamila Rolón.

En la habitación se encontraron ciento cinco envoltorios de nylon por un total de 80 grs de cocaína, y dos teléfonos celulares. Además, durante el registro de las restantes dependencias de la vivienda, personal policial procedió al secuestro de dinero en efectivo y de otros dos teléfonos celulares.

Leer más ► Desmantelaron un kiosco en Rafaela que vendía marihuana

Procesamiento, prisión y embargo

El fiscal Onel solicitó que se dicte el procesamiento con prisión preventiva de los imputados Julio César Paiduj y Ceferino Ramón Cervera, y el procesamiento de Mauro Nicolás Rolón, en orden al delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. En relación a la imputada Yamila Estefanía Rolón, el Sr. Fiscal Federal solicitó que se dicte auto de falta de mérito a favor de aquella.

Al dictar el procesamiento, el juez Rodríguez determinó que “las sustancias estupefacientes secuestradas estaban bajo la esfera de dominio y custodia de los imputados Paiduj, Cervera y Rolón, y al inmediato alcance de aquellos. Tales circunstancias, sumado la presencia física de los nombrados en el interior de los domicilios al momento de realizarse los allanamientos, revelan a todas luces que tenían la concreta e inmediata disponibilidad de las sustancias estupefacientes incautadas, y por ende las poseían”.

Para el magistrado, se han colectado evidencias e indicios de cargo suficientes, para sostener, al menos en esta instancia, que la tenencia de la droga respondía a un sólo propósito, su futura comercialización por parte de los nombrados.

Además, en el caso de Paiduj, se logró precisar que entabló comunicaciones con dos personas que poseen antecedentes por conductas vinculadas al tráfico de estupefacientes. En el caso de Cervera, era propietario del “kiosco” y la “panchería”; y que durante las tareas de vigilancia sobre ese inmueble se lo observó ingresar con elementos presuntamente relacionados al tráfico de estupefacientes. El personal policial interviniente remarcó que “en reiteradas oportunidades se dirigía hacia sus diferentes negocios donde permanecía unos minutos y luego se dirigía a otro local (…). Además se visualizó a varios sujetos NN ingresar al kiosko, siendo atendidos por Cervera. El kiosko se encuentra conectado en su interior con la panchería. Estas conductas, nos llamó la atención debido a que varios sujetos ingresaban por la panchería, que se encontraba cerrada para los clientes, donde permanecían por varios minutos. en otras oportunidades ingresaban por el kiosco, donde eran atendidos por Cervera, permaneciendo varios minutos en su interior, presumiendo que los mismos ingresaban por el kiosco y luego eran atendidos por Cervera en el interior de la panchería.

drogas rafaela.jpg
Los allanamientos fueron solicitados por el fiscal federal Gustavo Onel

Los allanamientos fueron solicitados por el fiscal federal Gustavo Onel

Una de las denuncias anónimas contra Cervera precisaba que “tiene una panchería denominada ´Sancho Pancho´, sobre la misma cuadra, al lado de la panchería tiene un quiosco y a 20 metros de este tiene un lavadero, todos los cuales son utilizados como pantalla. El lavadero figura a nombre de su hija y la panchería a nombre de su mujer. Cervera se encarga de distribuir el material estupefaciente, tiene una cartera de clientes de confianza a los que le distribuyen como 'delivery'”; y que “… se dedica a comercializar estupefacientes en esta localidad. Lo conozco porque este sujeto le vende droga a mi hijo … Mi hijo concurre los fines de semana al Bar “Sancho Pancho”, de propiedad de Cervera, quién también posee en la misma cuadra de dicho local un lavadero de autos, y es allí donde le compra el material estupefaciente”.

Antecedentes

Para dictar la prisión preventiva de Paijud y Cervera, el juez valoró los riesgos procesales, la gravedad del delito que se les atribuye y que ambos imputados cuentan con antecedentes en la justicia. Paiduj fue condenado el 25 de abril de 2016, por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de la ciudad de Santa Fe, como autor responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, a cuatro años de prisión. Además registra causas por ante la justicia provincial en orden a los delitos de amenaza calificada, desobediencia y resistencia a la autoridad.

En cuanto a Cervera, se encuentra vinculado a causas por delitos de encubrimiento, hurtos reiterados y transporte de estupefacientes agravado por la cantidad de intervinientes. Asimismo, no puede pasarse por alto que durante el allanamiento de su domicilio se secuestró de un arma de fuego “con su respectivo cargador, municionado con diez cartuchos”. En cambio, para Mauro Rolón, se dispuso su libertad bajo fianza ($20.000), la prohibición de salida de esta provincia sin previa autorización del Tribunal y fijar domicilio.

Por último, Rodríguez dispuso también un embargo sobre los bienes libres de imputados Paiduj, Cervera y Rolón, en cantidad suficiente hasta cubrir la suma de ciento setenta mil pesos ($170.000), cada uno de ellos.

Falta de mérito

Finalmente, para Yamila Rolón, detenida junto a su hermano, el fiscal Onel le solicitó al juez que dicte la “falta de mérito”, ya que si bien presenciaba la actividad delictiva desplegada por su hermano, no se le pudo asignar un rol específico ni vincularla con la actividad.

Dejá tu comentario