miércoles 13 de octubre de 2021
Policiales mpa | Venado Tuerto | narco

Prisión domiciliaria para el fiscal Mauro Blanco acusado de vínculos con el narcotráfico

El fiscal imputó al funcionario del MPA por cuatro hechos. La defensa del acusado señaló que "es floja" la evidencia. En las escuchas telefónicas que ordenó la Justicia Federal, Blanco aparece hablando con un narco de Venado Tuerto.

Después de 12 horas de audiencia, el fiscal Mauro Blanco fue imputado por cuatro delitos, entre los que se encuentra el de cohecho y enriquecimiento ilícito, y quedó en prisión domiciliaria, luego de que el juez Adrián Godoy considerara que era la medida más apropiada.

Blanco fue detenido el viernes pasado en Venado Tuerto por orden del fiscal Leandro Mai, quien tras una extensa investigación ordenó 16 allanamientos en las provincias de Santa Fe y Córdoba para secuestrar información sobre el supuesto enriquecimiento que tuvo desde que asumió como fiscal Mauro Blanco.

La audiencia arrancó a las 6.45 y se extendió por más de 11 horas. En ese lapso el fiscal Mai aportó las pruebas que recolectó durante la investigación que nació luego de que en diciembre de 2019 el fiscal federal Javier Arzubi Calvo identificara que en unas escuchas telefónicas que había ordenado a un dealer de Venado Tuerto Javier Roldán aparecía el funcionario del MPA.

El fiscal federal derivó la investigación a las autoridades del Ministerio Publico de la Acusación y se inició una investigación interna a cargo de la titular de la Auditoría General María Cecilia Vranich. Luego la investigación penal fue enviada a la Fiscalía de Reconquista, que trabajó durante meses.

Jorge Baclini MPA _MG_7628 1200 MTH.jpg
Frente a un nuevo caso de un fiscal sospechado, el fiscal general Jorge Baclini dijo que el Ministerio Público de la Acusación es un órgano que se depura, ante cualquier situación crítica que se advierte.

Frente a un nuevo caso de un fiscal sospechado, el fiscal general Jorge Baclini dijo que el Ministerio Público de la Acusación es un órgano que se depura, ante cualquier situación crítica que se advierte.

Mai solicitó prisión preventiva ordinaria entendiendo que las acusaciones permiten proyectar una pena superior a los ocho años en caso de existir condena y que hay riesgo de entorpecimiento en la causa y riesgo de fuga por contar con dinero suficiente para irse del país.

La defensa de Blanco, que ejercen los letrados Rafaela Florid y Gustavo Feldman, rechazaron las acusaciones del fiscal Mai y pidieron la libertad del acusado. También plantearon la nulidad del allanamiento que se realizó en la casa de Blanco, donde los policías se llevaron por orden de Mai dos carpetas con documentación que el funcionario del MPA usó para defenderse cuando fue suspendido por la comisión de Acuerdos de la Legislatura. El juez rechazó el planteo de la defensa.

El juez Godoy definió que Blanco cumpla la prisión preventiva –sin plazos- en su domicilio. “Es una decisión justa de toda justicia, no afecta la facultad y el deber del MPA de investigar a un funcionario que aparece ligado en grado de probabilidad a la comisión de cuatro delitos con una alta pena en expectativa”, argumentó el magistrado.

Leer más ► Misterio en María Juana: hay un detenido por el crimen del encargado de una cooperativa

“El juez Godoy morigeró la coerción. Blanco no debió ser detenido, no había necesidad. No obstante, es para destacar lo equilibrado del fallo no existiendo riesgo procesal”, señaló Feldman, quien anticipó que la defensa del fiscal acusado va a apelar la medida. “Fue floja la evidencia incriminante”, opinó el letrado.

El fiscal general Jorge Baclini señaló ayer a los medios de prensa que “es una cuestión compleja desde lo interno pero muy positiva ya que el Ministerio Público es un órgano que se depura y ante cualquier situación crítica que se advierte. Hemos sido los primero en impulsar a los fiscales para que lleven adelante investigaciones transparentes”.

“El sistema está funcionando perfectamente y la prueba de esto es que se están detectando situaciones y que las investigaciones conducen al esclarecimiento”, afirmó Baclini, quien se atajó al advertir: “Nosotros no elegimos a los fiscales y es muy difícil hacer una evaluación ética en un concurso”.

En la acusación que realizó el senador Joaquín Gramajo en la Comisión de Acuerdos de la Legislatura señaló que "queda acreditado que entre el fiscal Blanco y Roldán existía una doble relación: de suministro de estupefacientes y de suministro recíproco de información ilegal".

El caso empezó a develarse tras la investigación que realizó el fiscal federal de Venado Tuerto Javier Arzubi Calvo, quien descubrió que Blanco aparecía en escuchas telefónicas cuando mantenía contactos con un dealer de esa ciudad llamado Javier Roldán, a quien visitó en la casa donde luego se encontraron drogas y armas.

Su nombre también aparece en una conversación que otro narco Nahuel Novelino, que está preso en la cárcel de Piñero, mantuvo con una mujer. Novelino preguntó, según la escucha: "A qué fiscal le dista plata?". La mujer respondió: "Blanco, Blanco, Blanco...".

Nadie en el MPA detectó que Blanco tenía relación con narcotraficantes. A los otros dos fiscales que están presos, como Gustavo Ponce Asahad y su exjefe Patricio Serjal, tampoco. Fue clave para la detención de los dos exfuncionarios la declaración del empresario arrepentido Leonardo Peiti. Estos tres funcionarios están imputados de delitos graves. Fue a través de investigaciones en el propio MPA que fueron imputados los fiscales de Reconquista Rodrigo González y de San Lorenzo Melisa Serena.

En la acusación que realizó el senador Joaquín Gramajo en la Comisión de Acuerdos de la Legislatura, donde en octubre pasado se lo suspendió por 180 días, señaló que "queda acreditado que entre el fiscal Blanco y Roldán existía una doble relación: de suministro de estupefacientes y de suministro recíproco de información ilegal y fuera de los estándares institucionales permitidos”.

Las escuchas son lapidarias contra Blanco. En una de ellas la pareja de Roldán se comunica con el narco y le pregunta: “¿Dónde estás? ¿Estás lejos? Mirá que aquí está Mauro", en relación al fiscal. El narco responde: "Decile que pase después, que estoy haciendo un trámite, pero decile que ya tengo las revistas que me pidió. Pero mejor pasame con él". Allí en la comunicacion interceptada se escucha con claridad la voz del fiscal Blanco: "Hacé tranquilo. Cuando estés chiflame. Yo voy a estar. Miro un rato la fiscalía y después me vengo de nuevo". La interpretación de la fiscalía federal es que con "revistas" se refiere a estupefacientes.