martes 11 de agosto de 2020
Policiales | herido de arma de fuego |

Noelia, la vendedora de pan baleada en el barrio Santa Marta: "Vivo gracias a Dios"

La joven de 27 años resultó herida al quedar en el medio del fuego cruzado entre bandas sobre la calle Reinares.

El 23 de julio Noelia de 27 años vendía pan junto a una amiga cuando quedaron en el medio de una balacera. Siete detonaciones de arma de fuego se escucharon en el barrio y una de esas balas la hirió a Noelia cuando circulaba por la calle Reinares. La mujer recibió un disparo en el glúteo que le ocasionó un daño significativo en el colon y en la cabeza del fémur. Noelia, que en todo momento estuvo consciente, relató a cuatro días de aquel hecho la situación por la que le tocó atravesar.

En diálogo con Bruno Ballesteros desde el móvil de Aire de Santa Fe la entrevistada aclaró que tanto en el barrio Santa Marta como en Yapeyú, las balaceras son permanentes. "Todo el tiempo se escuchan tiros, es una inseguridad constante, a cualquiera le podía haber pasado."

Leer más►Vendía pan en el barrio Yapeyú, quedó en medio de una balacera y terminó herida

A la charla se sumó Luis Mino y Noelia le contó que sale a vender pan porque se hace difícil sostener la economía del hogar. Noelia que era instructora de zumba, hoy se "rebusca" porque su pareja -de oficio yesero- está sin trabajo. La familia se completa con una niña de 10 años y un bebé de 1 año y 10 meses. "Ya me dediqué a estar en mi casa y rebuscármela de otra manera, salgo a vender y en ese momento mis hijos se quedan con mi pareja que está sin trabajo."

El hijo más pequeño de Noelia tomaba la teta pero desde el 23 en que la hirieron ya no pudo hacerlo. "Mi hijo tomaba teta, esas cosas duelen porque ahora no puedo darle mas la teta. Lo estamos acostumbrando de otra manera, " contó muy conmovida la entrevistada.

Con respecto a su cuadro de salud, la entrevistada contó "me sacaron el respirador, el suero, drenajes, me destruyeron parte del colon y se va a regenerar en seis meses."Por el momento está con bolsa de colostomía. Ahora permanece internada en la sala de traumatología del hospital José María Cullen. "Resultó dañado el hueso fémur, estoy con reposo absoluto y van a definir si me operan."

Por último, para Noelia, lo que le ocurrió " podría haberle pasado a cualquiera y en todo momento aclara que está viva por la gracia de Dios. "Si tuvo que pasarme está bien, peor es que le peguen a una criatura", concluyó.

Entrevista con Noelia