domingo 5 de julio de 2020
Policiales | abuso sexual | Reconquista |

La Corte ordenó que continúe la investigación a la abogada del obispado por encubrir a Monzón

El fallo revocó la resolución de cámara de apelaciones que confirmó el sobreseimiento. Los ministros dispusieron que los autos vuelvan al tribunal de origen para avanzar en la investigación.

“Borre todo”, le dijo Gabriela Contepomi a Néstor Monzón cuando el entonces sacerdote fue denunciado por abuso sexual infantil. Contepomi es la abogada que asesora al Obispado de Reconquista y que fue imputada por encubrimiento agravado.

Contepomi había sido sobreseída por el juez de baja instancia y la Cámara de Apelaciones tuvo dos intervenciones dispares. El fiscal Alejandro Rodríguez recurrió a la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe que dispuso que continúe la investigación contra la letrada.

Cuando el entonces sacerdote Néstor Monzón fue denunciado por abuso sexual infantil, el Ministerio Público de la Acusación notificó al obispado de Reconquista para contar con la colaboración de las autoridades religiosas, especialmente atento a la prédica del Papa Francisco y la “tolerancia cero” para los casos de pedofilia en la Iglesia Católica. Pero la actitud de la asesora legal del Obispado lejos estuvo de ser colaborativa: Contepomi se puso en contacto telefónico con Monzón, le sugirió que borre todos los mensajes del teléfono celular y que niegue tener conocimiento de la investigación en su contra ya que no se había presentado ante la justicia. Además le sugirió a qué abogado debía contratar para que lo represente y que todo contaba con la anuencia del Obispo. En diciembre de 2019 Monzón fue condenado a 16 años de prisión por el abuso sexual a un niño y una niña de su comunidad. El ex sacerdote fue sometido también a un juicio canónico donde se resolvió su expulsión de la Iglesia.

Leer más ► Condenaron a 16 años de prisión al sacerdote Néstor Monzón por abusar de dos niños en Reconquista

cura néstor monzón.jpeg
Néstor Monzón fue denunciado por abuso infantil cuando era sacerdote en Reconquista. Hoy está en prisión y fue expulsado de la Iglesia.

Néstor Monzón fue denunciado por abuso infantil cuando era sacerdote en Reconquista. Hoy está en prisión y fue expulsado de la Iglesia.

Un proceso interminable

En 2017 el fiscal Rodríguez imputó a Contepomi por el delito de encubrimiento agravado. La mujer fue sobreseída en septiembre de ese año por el juez Gonzalo Basualdo. Comenzaron entonces una serie de vaivenes en la justicia provincial: el fiscal apeló el sobreseimiento y Mario Balestieri, juez de la cámara de apelaciones de Vera, revocó lo resuelto por Basualdo en diciembre de 2017.

Entonces fue la defensa quien interpuso apelación, reclamando que se cumpla con la garantía constitucional de doble conforme, pero Balestieri rechazó la pretensión. La interesada presentó un recurso de queja por apelación denegada que fue admitido por el camarista Renna en mayo de 2018. En el mes de julio, Renna resolvió revocar la resolución de Balestieri y confirmar el sobreseimiento dictado por Basualdo.

Contra este último pronunciamiento el Fiscal interpuso entonces recurso de inconstitucionalidad: Rodriguez cuestionó que se hubiera abierto la apelación pretendida por la defensa ante la primera decisión de la Cámara de Apelaciones "ya que no existía agravio porque no había resolución definitiva y que, en todo caso, la imputada debió haber interpuesto recurso de inconstitucionalidad y el proceso seguir su trámite en la instancia de grado".

Para el fiscal se incurrió en una "desprolijidad procesal" que no puede ser convalidada por la Administración de Justicia y que se viola el debido proceso. Rodriguez destacó que, al confirmar el sobreseimiento, “se analizaron incorrectamente los agravios y con una visión parcializada”: “el A quo no evaluó el tipo penal desde la ayuda que significó que la imputada le dijera a Monzón “borre todo", poniendo de resalto que se le endilgó en la audiencia imputativa: haber ayudado al Sr. Néstor Monzón a hacer desaparecer pruebas del delito investigado".

Audio ► fragmento de la comunicación que mantuvo la abogada del obispado con el sacerdote investigado

Además se aclara que Contepomi no ejerció la defensa de Monzón cuando desplegó tal conducta, ya que la letrada “colaboraba en la investigación con el Ministerio Público de la Acusación en representación del Obispado de Reconquista y que, en todo caso, si hubiera desempeñado ambos roles, habría incurrido en el delito de prevaricato”.

Para los ministros de la Corte, asiste razón al fiscal en cuanto el juez Renna no debió haber admitido la impugnación presentada por la defensa, “motivo por cual corresponde la declaración de procedencia de la vía intentada”: la revocación de un sobreseimiento por parte de la Cámara no encuadra en ninguna de las hipótesis que habilitan la interposición de una apelación horizontal ordinaria para que la decisión sea revisada por otros integrantes de la Alzada.

Los ministros de la Corte resolvieron entonces que la causa debe remitirse Tribunal de origen a fin de que se continúe con la investigación de la conducta atribuida a la imputada.

Dejá tu comentario