miércoles 12 de enero de 2022
Policiales Drogas | Secuestro | Asuntos Internos

Investigan el robo de ruedas de los vehículos secuestrados y depositados en la Brigada de Drogas

La causa está a cargo del fiscal Ezequiel Hernández que este miércoles ordenó a investigadores de Asuntos Internos que periten los coches que se encuentran en el predio donde funciona Brigada Operativa Antinarcóticos de La Capital ubicada en el sur de la ciudad.

Agentes de Asuntos Internos, dependientes de la Agencia de Control Policial de Santa Fe, realizaron este miércoles una inspección en la sede de la Brigada Operativa Antinarcóticos de Santa Fe por una causa que investiga la sustracción de ruedas de los vehículos que fueron secuestrados en procedimientos de tráfico y venta de estupefacientes.

El procedimiento fue ordenado por el fiscal de la Sección Violencia y Corrupción Institucional del Ministerio Público de la Acusación, Ezequiel Hernández, quien tras recibir una serie de actuaciones ordenó a los investigadores irrumpir en la brigada que funciona en un predio cedido por la Ong Cilsa, en zona sur.

En dicho predio se encuentra un improvisado depósito de los vehículos que fueron secuestrados en diversas causas de drogas que tuvo el departamento La Capital y la región durante al menos los últimos veinte años. Entre esos vehículos está, por ejemplo, una de las camionetas que formaron parte de la organización narco que supo comandar Vanesa “La Curandera” Saravia, actualmente procesada por el secuestro de 147 kilos de cocaína, en una causa que supo instruirse en la Fiscalía Federal N°1, con Gustavo Onel a la cabeza en 2019.

Autos Narco__MG_7535-MTH-1200.jpg
Abandonados. Los vehículos fueron depositados en el predio y desde entonces quedaron allí.

Abandonados. Los vehículos fueron depositados en el predio y desde entonces quedaron allí.

Justamente esa camioneta, una Toyota Hilux blanca, fue uno de los vehículos que los investigadores inspeccionaron durante el procedimiento. La misma medida fue adoptada con un Citroën C4 negro que también forma parte de la flota de autos que se encuentran inutilizados desde su secuestro.

Tanto en la camioneta que era de Saravia como el C4, los pesquisas detectaron que las ruedas habían sido adulteradas por lo que informaron tal situación al fiscal Hernández, el cual ordenó el secuestro de la documental de la BOA y teléfonos celulares de parte del personal.

El funcionario judicial dispuso a su vez que el exjefe que tuvo la repartición, hasta hace meses atrás, y otros agentes de la brigada sean identificados dactiloscópicamente.

Un cementerio narco

Los autos que fueron peritados por los investigadores de Asuntos Internos forman parte de un cementerio de vehículos que se fue conformado durante al menos los últimos diez años. Allí, entre malezas y chatarras, se encuentran coches que fueron decomisados en mega causas de drogas o en procedimientos de controles vehiculares.

De hecho, en mayo del 2020, Aire Digital publicó una nota en donde mostró el estado actual de ese parque automotor que para aquel entonces tenía un total de 84 vehículos de los cuales 49 eran motocicletas. Todos en estado de abandono.

autos narco.jpg
Un cementerio. Los vehículos quedaron obsoletos con el paso del tiempo.

Un cementerio. Los vehículos quedaron obsoletos con el paso del tiempo.

Inclusive, a un costado del predio se encuentra el camión Fiat Iveco blanco, con un acoplado Hamburg Süd, el cual fue secuestrado luego de haber trasladado hasta un descampado de Arroyo Leyes (calle 62) un total de 1662 kilos de marihuana prensada proveniente de Paraguay.

En el predio también se encuentran las camionetas que supieron formar parte del voluminoso patrimonio que construyeron los narcos “Pola” y “Puchinga” Almirón (Víctor Esteban, se llaman ambos), los cuales operaban en los barrios Loyola Sur y Yapeyú. Ambos fueron condenados en 2017 a penas de 8 y 9 años de prisión.