menu
search
Policiales estafas | Esperanza |

Identidades falsas y cheques sin fondos: cómo era la estafa de dos rosarinos a una empresa de cereales de Esperanza

El fiscal Benítez imputó al segundo de los involucrados en los hechos, quien se entregó días atrás en Esperanza. El cómplice se encuentra en prisión preventiva desde enero. La maniobra estafatoria involucraba identidades falsas y cheques sin fondos.

La audiencia imputativa se concretó en la sala 3 de los tribunales santafesinos y fue presidida por la jueza Susana Luna. La magistrada dio lectura de los hechos endilgados al imputado Nicolás Claudio Ercegovic, quien fue asistido por el abogado defensor particular Mariano Albarracín.

Los hechos investigados ocurrieron durante el mes de julio, y la estafa alcanza un monto total que supera los seis millones y medio de pesos. El jueves en horario a determinar se definirá la prisión preventiva del imputado; tanto el defensor como el fiscal adelantaron que es probable que la causa se resuelva a través de un juicio de procedimiento abreviado.

LEER MÁS ► Investigan una millonaria estafa de dos rosarinos a una empresa de cereales de Esperanza

alejandro benitez-crop.jpeg
Alejandro Benitez, fiscal del departamento Las Colonias.

Alejandro Benitez, fiscal del departamento Las Colonias.

Las estafas

En la imputación realizada este miércoles se precisó que el 4 de julio de 2023, Juan Manuel Salerno, utilizando la identidad falsa Leandro Gonzáles se comunicó por teléfono con la empresa Gultal S.A. de Esperanza y manifestó estar interesado en los productos que elabora la empresa, solicitó información y presupuesto para comprar las bolsas de almidón de maíz.

Luego, las negociaciones siguieron por correo electrónico, donde estipuló la compra de 283 bolsas de almidón de 25 kilos cada una, y la pactó bajo el nombre de otra persona, con domicilio en Villa Gobernador Gálvez.

El 6 de julio cerca de las 15, el imputado Ercegovic llegó a la empresa en un camión Mercedes Benz, y también con una identidad falsa –Juan Altamira- retiró las bolsas, las cargó en el camión y abonó con cheques de pago diferido: tres del banco Santander Río cada uno por 380 mil pesos, y dos del banco Córdoba por 300 mil pesos cada uno.

Luego, cuando la empresa intentó cobrarlos, los cheques fueron rechazados por los bancos emisores por orden de no pagar (denuncia de extravió / denuncia policial) y/o cuenta cerrada.

Una semana después, el 10 de julio, Salerno desplegó la misma maniobra con la misma empresa. En esta oportunidad concertó la compra de 400 bolsas de almidón de maíz de 25 kilos cada una. La carga fue retirada por Ercegovic el 17 de julio cerca de las 16:30, quien firmó un remito bajo una identidad falsa y abono con cuatro cheques de pago diferido del banco Santander Rio por 590 mil pesos cada una. Al momento de intentar cobrarlos, los cheques fueron rechazados por falta de fondos.

almidon de mail para web.png
Los estafadores concertaban compras que luego abonaban con cheques de pago diferido que la empresa no pudo cobrar

Los estafadores concertaban compras que luego abonaban con cheques de pago diferido que la empresa no pudo cobrar

Finalmente, el 11 de julio, Salerno se comunicó nuevamente con la empresa y concertó la compra de 404 bolsas de almidón de 25 kilos cada una, bajo una identidad falsa de una persona radicada en Coronda. La carga fue retirada el 2 de agosto por una empresa de transporte de Santo Tomé que había sido contratada por Salerno bajo la falsa identidad de Ariel Lombardi.

El chofer de esa empresa abonó la carga con tres cheques del banco Galicia por 470 mil pesos, y otros dos cheques del mismo banco por 550 mil pesos.

Esa carga fue depositada en los galpones de la empresa de transporte y allí fue Ercegovic el 4 de agosto a retirarla. En tanto, los cheques fueron rechazados una vez más al momento de intentar cobrarlos por orden de no pagar por denuncia policial y cuenta cerrada.

Nicolás Claudio Ercegovic fue imputado como coautor de estafas y defraudaciones, y entre la evidencia colectada en la investigación se encuentran las denuncias radicadas por la empresa, informes de los investigadores, entrevistas de testigos, copias de facturaciones y correos electrónicos, copias de los cheques rechazados, informes de telefonía, videos de cámaras de vigilancia de la empresa y del centro de monitoreo, escuchas telefónicas, entrevistas testimoniales y el secuestro del camión Mercedes Benz utilizado, entre otras medidas de prueba.