domingo 22 de mayo de 2022
Policiales | Santa Fe | Seguridad | Rosario

Frente a la dimensión de la crisis de seguridad, las fuerzas federales aportan poco

Los 3000 efectivos destinados a operativos no alcanzan para apaciguar la violencia e inseguridad en zonas calientes de Rosario y Santa Fe. El gobierno entrena a la policía Comunitaria y a la PAT para tener mayor presencia en algunos barrios de Santa Fe y Rosario

Los operativos de fuerzas federales en la provincia de Santa Fe no lograron cubrir el déficit operativo de la policía. La situación es acuciante, en momentos en que la bronca social comienza a encenderse ante la falta de resultados, por lo que el gobierno de Omar Perotti está obligado a mostrar un cambio de tendencia a corto plazo. La respuesta de la ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic no fue la que esperaba su excompañero en la Universidad de Quilmes Marcelo Saín.

“Hay buena sintonía con la ministra pero escasa ejecutividad en una situación límite como enfrenta Santa Fe”, señaló una alta fuente de la Casa Gris. Funcionarios de la cartera de Seguridad creen que Frederic no logra dimensionar el problema de Rosario, aunque esperan que tras las dos referencias que hizo la semana pasada el presidente de la Nación Alberto Fernández, el jueves pasado en Rosario y el domingo en el Congreso nacional, logren cambiar la percepción de la antropóloga, una funcionaria que hizo una extensa carrera académica en la universidad pública pero con escaso roce en el manejo de funciones ejecutivas.

Sain - Perotti _img_1580391933023-MTH-1200_marca.jpg
El gobernador Omar Perotti junto a su ministro de Seguridad, Marcelo Sain.

El gobernador Omar Perotti junto a su ministro de Seguridad, Marcelo Sain.

Frederic ya tuvo algunos problemas con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, por el tema de los patrullajes de gendarmería en esa provincia, aunque en esa polémica tuvo que ver también la lucha de egos con el exsecretario de Seguridad durante la gestión de Cristina Fernández.

Leer más ► "Argentina no tiene espacio para el narcotráfico y el crimen organizado", dijo Fernández en el acto en Rosario

Berni fue la cara contraria a Frederic en su política de seguridad en Santa Fe al enviar en tres oportunidades gendarmes para apagar el incendio de la crisis de seguridad. Patricia Bullrich, ministra durante el macrismo, siguió la misma línea que Berni. Frederic pretende marcar una diferencia, pero hasta ahora no está claro cuál es.

El ministro Saín se reunió con Frederic tres días después de asumir en el cargo en Santa Fe. En ese encuentro el ministro le llevó a su excompañera de claustro un proyecto concreto de conformar un “consejo complementario de seguridad interior”.

Este extenso título que figura en el artículo 18 de la ley de 24.059 de seguridad interior, sancionada en 1991, fue la base para que se conforme un órgano a nivel institucional, donde se coordinen las políticas de seguridad entre ambas jurisdicciones. Pero luego la crisis hizo trizas los planes a mediano plazo y con el gobernador fueron a pedir un refuerzo de gendarmes.

Luego, tras otras dos reuniones con Saín, la ministra dispuso que se usen unos 3000 gendarmes que están desplegados de manera permanente en la zona para que realizaran operativos en conjunto con la policía en zonas calientes, donde la violencia supura a cada momento y engrosa las estadísticas de homicidios, tanto en Rosario, como en Santa Fe.

Perotti - Frederik_img_1580410834458-MTH_marca.jpg
Sabina Frederic, Omar Perotti y Marcelo Sain reunidos en Santa Fe el 30 de enero.

Sabina Frederic, Omar Perotti y Marcelo Sain reunidos en Santa Fe el 30 de enero.

Falta presupuesto en los dos niveles del Estado y hay un escaso número de efectivos. Sólo estarían afectados a los operativos en las calles unos 300 por turno. A diferencia de otros momentos en que Gendarmería intervino, el despliegue de esta fuerza tiene menos visibilidad, algo que es primordial en este contexto.

Ante este problema, el titular de la cartera de Seguridad empezó a poner en marcha un plan B, que apunta a usar los efectivos de la Policía Comunitaria y de la Policía de Acción Táctica (PAT) para realizar los operativos de saturación en los barrios más calientes de Santa Fe y Rosario. Por eso, el ministro decidió durante las últimas horas intervenir la Comunitaria y la PAT en la ciudad de Santa Fe, donde el nivel de bronca de los santafesinos va en ascenso a cada minuto, con números que no ayuda a calmar los ánimos: 22 homicidios en lo que va del año la capital provincial.

“Vamos sacar elementos de otras unidades para controlar los departamentos de La Capital y Rosario”, dijo el titular de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, que lo tiene a Sain, blanco predilecto de un sector de los medios y la oposición, para amortiguar las críticas por la crisis de seguridad.

Sarnaglia Policia 4430-MTH-1200.jpg
Víctor Sarnaglia, jefe de la Policía de Santa Fe.

Víctor Sarnaglia, jefe de la Policía de Santa Fe.

La Tropa de Operaciones Especiales (TOE) comenzó a realizar un proceso de adiestramiento específico sobre técnicas de defensa personal, tiro y “combate a cuarto cerrado”. En esta primera etapa están siendo entrenados unos 270 uniformados que egresaron este año del Instituto de Seguridad Pública.

Leer más ► Víctor Sarnaglia a favor de los cacerolazos: "La protesta a mí me ayuda"

La idea es contar con un plantel de policías jóvenes, que no estén “contaminados”, para llevar adelante tareas de riesgo. Hay un déficit anual, según calculó el jefe de la Policía de Santa Fe Víctor Sarnaglia, de más de 600 policías, porque se retiran por año unos 1200 y egresan 600.

A este problema estructural se suman otros de tipo operativo, sobre todo en la ciudad de Santa Fe donde fueron relevados los jefes de la Unidad Regional I, Julián Alegre y Arnoldo Suárez, como la falta de patrulleros en la calle, muchos de ellos, averiados por falta de mantenimiento.

Hay otra parte de la dotación de móviles policiales que deben ser usados, por orden judicial, como custodias fijas. En la capital provincial, según información a la que accedió Aire de Santa Fe, hay 86 patrulleros destinados a custodias. En Rosario esa cifra es mucho mayor y algunos de esos destinos son casas de narcos que, debido a amenazas denunciadas, tienen custodias en sus residencias.

Dejá tu comentario