martes 21 de junio de 2022
Policiales marihuana | Avenida Blas Parera | Villa Hipódromo

Desbarataron un centro de almacenamiento de drogas ligado a la banda de "Pato" Calderón

Agentes de la Policía Federal de Santa Fe secuestraron más de diez kilos de marihuana que se encontraban en un "lavadero" en desuso ubicado en avenida Blas Parera al 6500. Por el caso, una mujer vinculada a una banda de usurpadores, quedó a disposición de la Justicia.

Agentes de la División Operativa de la Policía Federal Argentina de Santa Fe desbarataron durante la noche del viernes un centro de almacenamiento de drogas ubicado en cercanías al barrio Villa Hipódromo. El procedimiento tuvo lugar en un “lavadero” en refacción ubicado en avenida Blas Parera al 6500 y terminó con el secuestro de once kilos de marihuana distribuida en trece panes cubiertos con papel ocre, más de diez gramos de cocaína, una balanza, cinco celulares y la detención de una mujer que si bien cumplía una prisión domiciliaria en otra vivienda se encontraba en el lugar.

El allanamiento se concretó cerca de las 21 y fue autorizado por el juez federal N°1, Reinaldo Rodríguez, en el marco de una investigación que impulsó la Fiscalía Federal N°1, a cargo de Gustavo Onel, que tras el cruce de información con el área de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación local estableció donde podría encontrarse un “aguantadero” de estupefacientes.

Por el procedimiento, terminó detenida una mujer identificada como Verónica Larrea, alias “La Mona”, la expareja de Juan Pedro “Pato” Calderón, imputado como el cabecilla de una banda de usurpadores que en junio de este año terminó detenido, con prisión preventiva, tras una investigación que llevó a cabo personal de Asuntos Internos junto con las fiscales provinciales, Mariela Jiménez, Laura Urquiza y Barbara Ilera.

Leer más ► Procesados por almacenar casi 200 kilos de marihuana en una casa del barrio San José

En esa causa, Calderón fue procesado por el hallazgo de 191 kilos de marihuana que se encontraban en el interior de una vivienda de Alberti al 4000 del barrio San José. Dicho expediente también se instruyó en la Fiscalía y Juzgado Federal N°1 y fue elevado a la instancia de juicio en julio de este año para su posterior debate en el Tribunal Oral Federal de Primera Junta y San Jerónimo.

Un inmueble sospechoso

El centro de almacenamiento que fue desbaratado, fue observado durante las últimas semanas por agentes de inteligencia de la PFA, que mediante tareas de observación advirtieron que en el "lavadero" ocurrían situaciones por demás de sospechosas. Entre ellas, hombres y mujeres que permanecían en la puerta del domicilio, como si hubiesen realizado una custodia.

Inclusive, los investigadores advirtieron la presencia de “La Mona” Larrea, quien si bien debía cumplir arresto domiciliario en otra vivienda por la causa de usurpaciones de la Justicia provincial, se encontraba en el inmueble de avenida Blas Parera.

Allanamiento por Mona Larrera Pato Calderón 2.jpg
El domicilio fue allanado minutos antes de las 21 del viernes con un grupo de asalto de la Delegación Santa Fe de la Policía Federal.

El domicilio fue allanado minutos antes de las 21 del viernes con un grupo de asalto de la Delegación Santa Fe de la Policía Federal.

Durante la investigación también surgió un hecho por demás de llamativo y es que mientras los agentes de inteligencia de la Federal desplegaban sus tareas de campo, fueron abordados por tres policías de civil que dijeron formar parte de la Agencia de Investigación Criminal santafesina.

Los mismos justificaron su presencia en el lugar porque supuestamente vecinos de la zona habrían llamado a la Central del 911 por la presencia de los espías federales. Lo extraño de ello, es que por ese llamado debió arribar un móvil de policía identificable y no uno encubierto como sucedió.

¿Quiénes los llamaron? ¿Qué hacían allí los “investigadores” santafesinos”?, es la duda que generó mucha suspicacia en el ámbito de la Justicia federal.

Condena previa

El vínculo de Larrea con el mundo de las drogas no es nuevo y viene de hace años. En 2017, la mujer de 34 años fue condenada a dos años de prisión por una causa que desbarató (tras una pesquisa de la Brigada Operativa Antinarcóticos) a una organización radicada en barrio Guadalupe oeste y que se dedicaba a vender drogas al menudeo y cuya cabeza era "Pato" Calderón junto a dos familiares.

Cuatro años después, Larrea volvió a ser detenida por Agentes de Asuntos Internos en una investigación que se tramitó en el Ministerio Público de la Acusación y que permitió desarticular a una banda que realizaba usurpaciones en viviendas de Santa Fe capital y la región. Una de esas propiedades fue en la que los investigadores encontraron, el 2 de junio, 191 kilos de marihuana que estaban escondidos en una habitación del domicilio.

pato calderon 200 kilos.mp4

Agentes de la Brigada Antinarcóticos durante el conteo de los panes encontrados en la vivienda.

"La Mona", fue llevada a una audiencia de imputación que tuvo lugar en tribunales y en donde las fiscales Urquiza y Jiménez le atribuyeron los delitos de "asociación ilícita" y la "coautoría del delito de usurpación" con relación a cinco propiedades que fueron arrebatadas por la banda criminal.

El 9 de junio, el juez Gustavo Urdiales aceptó un acuerdo al que arribaron las fiscales con la defensa de Larrea para que la mujer cumpla prisión domiciliaria en su casa. Sin embargo, dos meses después, la mujer se encontraba en un "lavadero" y con más de diez kilos de marihuana bajo su custodia.