jueves 25 de noviembre de 2021
Policiales Lavado de dinero | Los Troncos | Narcotráfico

De narco barrial a lavar dinero: un nuevo fallo deja al borde del juicio al "Sabalero" Ferreyra de barrio Los Troncos

Se trata de Marcelo "El Sabalero" Ferreyra, quien en 2020 fue procesado por lavar dinero proveniente del narcotráfico. En siete años, la pareja adquirió más de diez vehículos de distintas gamas.

Marcelo “El Sabalero” Ferreyra, condenado en 2019 por venta y distribución de drogas desde una modesta casa del barrio Los Troncos, sumó esta semana un nuevo capítulo en la Justicia. Mediante una resolución de diez páginas, la Sala B de la Cámara Federal de Rosario confirmó un nuevo procesamiento que pesa en su contra y que tiene como eje el lavado de dinero con fondos provenientes de sus actividades desarrolladas al margen de la ley.

El reciente fallo, que lleva la firma de la jueza Elida Isabel Vidal, se dio luego de una investigación encabezada por el fiscal federal Walter Rodríguez que primero investigó a Ferreyra y su esposa, Ivana Mendoza, por venta de drogas y luego por haber puesto en circulación en el mercado el dinero proveniente de los negocios ilícitos que llevaba la pareja.

La reinserción de ese dinero, según entendió el fiscal, se dio entre el 2011 y 2018 (año en que se dio su caída) mediante la adquisición de 14 automóviles -autos y motos- y dos propiedades: una ubicada en Presbítero Pérez al 8100, la cual fue allanada por Gendarmería en el marco de la causa por drogas; y una casa quinta ubicada Mepenes al 7600, de la zona de Colastiné, la cual cuenta con una piscina cuyo fondo tiene el logo del Club Colón. No obstante, fue acusado de haber vendido de por lo menos siete bienes que fueron adquiridos con fondos del narcotráfico.

Leer más ► Autos, casas y una misteriosa lancha: piden la indagatoria para "El Sabalero" Ferreyra y su esposa

La sospecha de que esos bienes fueron adquiridos con fondos provenientes del narcotráfico se acrecentaron aún más cuando un informe de la Afip develó que Ferreyra, al momento de su detención, no poseía ningún tipo de trabajo formal que permita justificar semejante crecimiento en su patrimonio.

De hecho, el único aporte que le encontró el organismo recaudador fue el de haber tenido una relación de dependencia con una firma comercial en octubre de 1993 y después con otra empresa en el periodo comprendido entre julio de 1994 y 2014. Mientras que su pareja, figura como Monotributista Categoría A desde septiembre del 2017, bajo la actividad de "venta al por menor de juguetes, artículos de cotillón y juegos de mesa" y venta al por menor de papel, cartón, materiales de embalaje y artículos de librería" y su ingreso mensual oscilaba los ocho mil pesos, al momento de la investigación por venta de drogas.

Condenados

El precedente que coloca a Ferreyra como narco, remonta al 21 de abril del 2018 cuando Ferreyra fue allanado por Gendarmería Nacional en su casa de Presbitero Pérez al 8100 del barrio Los Troncos. Tal procedimiento se dio luego de una investigación que la fuerza federal desplegó durante meses y que detectó, en base a tareas de observación y escuchas telefónicas, que la pareja vendía drogas desde un local ubicado en el frente de la vivienda y en donde funcionaba una librería.

detención El Sabalero.jpg
El día que allanaron la casa de Ferreyra y Mendoza, los investigadores encontraron drogas y documentos para la causa.

El día que allanaron la casa de Ferreyra y Mendoza, los investigadores encontraron drogas y documentos para la causa.

Durante el allanamiento, los investigadores encontraron un poco más de medio kilo de cocaína (534,69 gramos de cocaína, distribuido en 387 tubos eppendorf y dos envoltorios de nylon negro) y una balanza de precisión digital, junto dinero en efectivo, como así también celulares que luego fueron remitidos a pericia.

En su momento, el fiscal Rodríguez consideró que Ferreyra logró perdurar en el mundo de las drogas gracias a la complicidad policial. “El mismo no podría haberse extendido en el tiempo sin la complicidad y consecuentes actos de corrupción desplegados por algunos integrantes de las fuerzas de seguridad con asiento en la ciudad de Santa Fe”, consideró en su momento el fiscal en un dictamen presentado ante el Juzgado N°2 en donde se instruyó la investigación.

Por esa causa, Ferreyra y su pareja fueron detenidos y luego procesados. Finalmente, cuando el expediente se radicó en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, ambos decidieron firmar un juicio abreviado tramitado por su entonces defensor, Raúl Berizzo, con el fiscal general, Martín Suárez Faisal.

El mismo fue homologado por la jueza María Ivón Vella y cerró cuatro años de condena y declaró a la pareja autores penalmente responsables de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y comercio de estupefacientes”.