domingo 20 de septiembre de 2020
Policiales | Condena | detenido | Justicia

Condenaron en Santa Fe a un paraguayo que traficaba a su país miles de balas de grueso calibre

Lo detuvieron en 2011 cerca de Reconquista con más de 19 mil municiones cuando iba a bordo de una camioneta con destino a Paraguay. En 2014 la Justicia de Formosa lo condenó también por el mismo delito.

La Justicia federal de Santa Fe condenó a un paraguayo que en 2011 fue detenido en la ruta nacional 11 con más de 19 mil municiones de arma de fuego de distintos calibres que eran transportadas en una camioneta de alta gama y que se presume tenían como destino el país limítrofe.

Se trata de Andrés Martínez Zárate (56), un Técnico Electricista Industrial oriundo de Fernando de la Mora, una localidad muy próxima a la ciudad de Asunción y el cual fue declarado autor penalmente del delito de “acopio de municiones de armas de fuego sin la debida autorización”. La pena fue impuesta por el juez del Tribunal Oral Federal, Luciano Lauría, que impuso una condena de cinco años de prisión efectiva tras homologar un acuerdo abreviado que cerraron el fiscal general, Martín Suárez Faisal y el defensor público, Julio Agnoli.

Luciano Lauría juez federal.jpg
Luciano Homero Lauría, el juez del fallo. 

Luciano Homero Lauría, el juez del fallo.

La sentencia unificó además una pena de tres años en suspenso que dictaron, el 29 de abril del 2014, los jueces Francisco García Wenk, Eduardo Ariel Belforte y Rubén David Oscar Quiñones del Tribunal Oral Federal de Formosa contra Zárate por haber sido descubierto en Clorinda con otro cargamento de municiones sin la debida autorización.

En el caso también se encuentra vinculado un abogado paraguayo que acompañaba a Zarate el día del procedimiento. El mismo fue identificado como Manuel Morinigo Benítez (55) y sobre el cual pesa la declaración de rebeldía dictada por el tribunal de Primera Junta y San Jerónimo por no haberse presentado al juicio.

Parados, detenidos y procesados

La causa tuvo su inicio el 11 de marzo del 2011 a las 0.20 en el kilómetro 727 de la ruta nacional 11 a la altura del Paraje El Timbó, del departamento General Obligado. Allí, personal de la Gendarmería Nacional paró una camioneta Hyunday Tucson 2009 -dominio BEE-868- que circulaba en sentido Sur-Norte por el corredor nacional.

Leer másUn fiscal de Rosario y otro de Venado Tuerto serán investigados en casos con trasfondo narco

En el interior iban Benítez (que conducía) y Zarate que acompañaba. Tras una requisa, los uniformados detectaron que el vehículo trasladaba cuatro mochilas y tres bolsos que en su interior tenían múltiples municiones de distintos calibres: 15 mil balas de armas calibre 32 SW; 500 de calibre 223 Remington; 2 mil de calibre 40 SW; y 2 mil de calibre 38 Especial, las cuales arrojaron un total de 19.500 municiones sin la debida autorización y además superaban el permiso que dispone el Registro Nacional de Armas y Explosivos, la Agencia Nacional de Materiales Controlados (desde 2004) que fijó como tope máximo la compra de mil municiones por año.

El cargamento se componía de 15 mil balas de armas calibre 32 SW; 500 de calibre 223 Remington; 2 mil de calibre 40 SW; y 2 mil de calibre 38 Especial,

Los dos paraguayos quedaron detenidos y a disposición del viejo Juzgado de Instrucción de Reconquista y posteriormente fueron indagados por el juez en turno. Sin embargo, como se trató de un delito federal, el magistrado declaró la incompetencia y remitió las actuaciones al Juzgado Federal.

Leer másBeneficiaron con la domiciliaria a "La Bibi" Sánchez, condenada por "corrupción de menores" en Vera

El 7 de abril de ese año el juez Aldo Alurralde procesó a los paraguayos por acopio de municiones de armas de fuego sin la debida autorización y ordenó su detención bajo la medida cautelar de prisión preventiva. Aquel fallo fue confirmado después por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, pero con posterioridad la Justicia le concedió la excarcelación a ambos. Finalmente, el 21 de diciembre de ese año, la causa fue elevada a juicio por el fiscal de Reconquista, Roberto Salúm, al Tribunal Oral de Santa Fe.

Las balas de Formosa

Dos años después de aquel procedimiento en cercanías a Reconquista, Zarate volvió quedar detenido, el 30 de abril del 2013, por agentes de la Gendarmería Nacional que encontraron al paraguayo en la intersección de avenida España y Roque Saenz Peña de la ciudad de Clorinda. El mismo se encontraba cerca de una oficina de encomiendas identificada como “Integral Expres” con una caja de cartón que contenía 3000 Cartuchos 308 (win) Winchester, de industria brasilera y que no contaban con la debida autorización, por lo que inmediatamente quedo detenido.

Por esa causa Zárate volvió a quedar en cárcel y quedó alojado en la Prisión Regional del Norte U7 de la ciudad de Resistencia, provincia de Chaco. Un año después fue a juicio oral y público y trató de justificar por qué tenía semejante cantidad de municiones de alto calibre, Sin embargo, un tribunal de Formosa no creyó su versión y le impuso una pena de tres años de cárcel.

Dejá tu comentario