menu
search
Policiales Parque del Sur |

Condenaron a dos hombres que utilizaron un inhibidor de señal para sustraer elementos de un auto en el Parque del Sur

Se trata de Carlos Ricardo Cabral, de 60 años, a quien se le impusieron tres años de prisión; y Carlos Mario Olivera, de 62 años, quien deberá cumplir dos años de prisión. Además, se les ordenó resarcir a la víctima por un total de 200.000 pesos. El hecho ilícito tuvo lugar en las inmediaciones del Parque del Sur en marzo de este año.

Dos hombres fueron condenados por haber cometido un hurto con un artefacto inhibidor de señal en un automóvil que estaba en las inmediaciones del Parque del Sur de la ciudad de Santa Fe. Se trata de Carlos Ricardo Cabral, de 60 años, a quien se le ordenó cumplir tres años de prisión efectiva; y Carlos Mario Olivera, de 62, quien recibió dos años de prisión efectiva.

Los montos de las penas impuestas resultaron de la unificación de un año de prisión efectiva y antecedentes penales. Además, se resolvió que los condenados deberán indemnizar a la víctima por un total de 200.000 pesos (cada uno tendrá que entregarle 100.000 pesos).

LEER MÁS ► Robo con inhibidores: una modalidad delictiva que crece y cómo prevenirla

La sentencia fue resuelta por el juez Octavio Silva, en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos que se desarrolló en los tribunales de la capital provincial. La causa fue investigada por la fiscal del MPA Rosana Peresín.

silva.jpg
El juez Octavio Silva dejó firme el acuerdo abreviado arribado entre las partes

El juez Octavio Silva dejó firme el acuerdo abreviado arribado entre las partes

Inhibidor de señal

El hurto del vehículo ocurrió el jueves 16 de marzo de este año, cerca de las 8 de la mañana en la esquina de Silvestre Begnis y 3 de Febrero, en inmediaciones del Parque del Sur de la ciudad de Santa Fe.

Cabral y Olivera llegaron a bordo de una camioneta Volkswagen Suran y utilizaron un dispositivo electrónico para inhibir la señal del cierre centralizado de puertas y de alarma de un auto Toyota Yaris que estaba estacionado.

Los dos hombres sustrajeron del auto una notebook marca Lenovo, un mouse inalámbrico marca Logitech, una lapicera marca Montblanc, una mochila y una llave token, entre otros elementos; tras el hurto, se fueron inmediatamente del lugar.

Cabral y Olivera admitieron su responsabilidad penal como coautores de hurto calificado por el uso de un instrumento semejante a una llave. En tal sentido, sus abogados defensores aceptaron la atribución delictiva, el monto y el modo de ejecución de las penas impuestas y el modo elegido para resolver el conflicto penal.

En tanto, la víctima fue notificada y expresó su conformidad con el resultado del juicio de procedimientos abreviados.