menu
search
Policiales Ciudad de Santa Fe |

Ciudad de Santa Fe: le robaron el celular a cuatro estudiantes mientras esperaban el colectivo

Una persona que circulaba en moto por las inmediaciones de la escuela Lourdes, detuvo su marcha en una esquina y le sacó el celular a cuatro de cinco chicos que esperaban el colectivo. "Fueron pocos segundos, no dañó a ninguno, pero fue el susto del momento", contó Andrés Rivera, rector de la escuela secundaria Lourdes.

Este lunes en horas de la siesta, un grupo de alumnos de la escuela Lourdes de la ciudad de Santa Fe que salía de su clase de Educación Física fue asaltado mientras esperaba el colectivo. La escuela está ubicada a dos cuadras de Blas Parera a la altura del Cementerio Municipal. Una persona que circulaba en moto detuvo su marcha, los amenazó y a cuatro de los cinco que eran les sacó el celular.

En diálogo con AIRE, Andrés Rivera, rector de la escuela secundaria Lourdes, lamentó lo sucedido e indicó que barrio Schneider es inseguro. Si bien reconoció que “hace un tiempito veníamos tranquilos con los arrebatos, los chicos saben que si tienen un hueco en los horarios no tienen que andar dando vueltas”.

Embed

Rivera señaló que desde mediados de año cuentan con custodia policial en la cuadra de la escuela y que si bien eso les brinda “cierta tranquilidad” lo cierto es que la dispersión después de clase es muy grande para cubrir”.

Entrada Escuela Lourdes EDIT.jpg
La escuela está ubicada a dos cuadras de Blas Parera a la altura del Cementerio Municipal.

La escuela está ubicada a dos cuadras de Blas Parera a la altura del Cementerio Municipal.

“La escuela es muy grande, solamente entre las dos secundarias -la técnica y la media- son 1.000 alumnos y cuando salen se van a tomar distintas líneas de colectivos. Entonces se dispersan. Los horarios donde salen muchos juntos están un poco más cubiertos pero en los horarios donde son menos están estos riesgos”, explicó.

En tanto, contó que desde el establecimiento educativo se les informa a los estudiantes cuáles son las calles para circular más seguros. “Tratamos de que ellos se acompañen y que no vayan solos a esperar el colectivo. Hicieron todo bien, pero esta vez no alcanzó y por más que eran cinco, tuvieron que sufrir ese momento desagradable”.

A su criterio “hace falta un pacto para vivir”. “Si no cuidamos la escuela perdemos la salida al progreso para poder mirar al futuro”, concluyó.