miércoles 5 de agosto de 2020
Policiales |

Caso Francisco Sueldo: un informe de la Junta de Salud Mental concluyó que Lascurain es inimputable

Se trata del temerario conductor que mató a un niño de 11 años en mayo de este año en barrio María Selva. Al mismo le examinaron su estado psíquico para determinar si puede ser juzgado en tribunales.

Redacción Aire Digital

Un informe de la Junta de Salud Mental de la ciudad de Santa Fe concluyó en que el kinesiologo Francisco Lascuraín, imputado en el atroz accidente fatal que le costó la vida a Francisco Sueldo de 11 años, posee rasgos que podrían colocarlo como “inimputable” en la causa que lo tiene bajo la medida cautelar de prisión preventiva desde el 17 de mayo de este año cuando la jueza penal, Rosana Carrara, ordenó que permanezca detenido.

La resolución fue dada a conocer el pasado viernes y por el mismo tanto la defensa, Fiscalía y querella tendrán un plazo máximo de diez días para que, a través de sus delegados técnicos redacten un informe en torno a los resultados a los que arribó la Junta de Salud Mental. Una vez que concluyan dichos informes, las partes deberán discutir la conclusión de la junta evaluadora y definir si el hombre de 37 años se encuentra apto para ser juzgado ante un futuro tribunal de juicio. 

El estado psíquico del kinesiologo comenzó a ser evaluado el 4 de junio y durante tres entrevistas -que según allegados del caso duraron 20 minutos cada una- especialistas analizaron si el temerario conductor se encuentra en sus cabales para comprender el proceso penal que lo tiene imputado. Dicho análisis se dio en el marco del articulo 106 del Código Procesal Penal que indica que si un acusado tiene posee una “afección mental que excluya su capacidad de entender los actos del procedimiento o de obrar conforme a ese conocimiento y voluntad, provocará la suspensión de su persecución penal hasta que desaparezca esa incapacidad”.

Leer más Definen la salud mental del temerario conductor que mató a Francisco

El caso remonta al 13 de mayo, cuando el imputado, que iba a bordo de un Toyota Etios gris chocó en Angel Casanello al 2200 a un Chevrolet Corsa en el que iba Francisco Sueldo junto a sus padres. El choque fue tan fuerte que otro automóvil, que se encontraba delante de los Sueldo, terminó también siendo impactado. No obstante ello, y pese a que los médicos del hospital de niños Orlando Alassia buscaron reanimarlo, Francisco falleció a las 3 de la madrugada del día siguiente.

Francisco, tenía 11 años al momento de su muerte.

 

El conductor por su parte fue detenido horas después por agentes policiales en su casa, la cual se encuentra ubicada a dos cuadras de donde ocurrió el fatal accidente, y puesto a disposición de la Justicia. El 15 de mayo, fue imputado por el fiscal Daniel Filippi, quien le atribuyó dos delitos: “homicidio simple con dolo eventual” y como alternativa la calificación de “homicidio culposo ocasionado por la conducción imprudente e inexperta de un vehículo automotor agravado por haberse dado a la fuga, por no intentar socorrer a las víctimas, por conducir en exceso de velocidad de más de 30 kilómetros por hora por encima de la máxima permitida y por actuar con culpa temeraria”. 

Dos días después, la jueza Carrara dispuso que permanezca detenido por lo que hizo lugar al pedido del fiscal Filippi y del abogado querellante de la causa, Leandro Corti. No obstante ello, ordenó que sea examinado por una Junta de Salud Mental para que analice si el hombre de 37 años es inimputable o puede continuar sujeto al proceso, tal como lo planteó su abogado defensor, Sebastian Amadeo, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.

Aquella medida fue en razón de que el propio imputado, el día de la audiencia de imputación, declaró ante la jueza y brindó una serie de dichos alejados de la realidad. Por ejemplo, dijo que Dios reencarnó en él, como así también que tras el choque un grupo de doscientas personas lo atacaron pero que no lo lesionaron porque posee una “cabeza de acero y huesos de hierro”. 

Dejá tu comentario