menu
search
Policiales Cárcel de Coronda |

Cárcel de Coronda: un preso asesinó a otro de una puñalada

Ocurrió este domingo por la siesta. El herido fue trasladado de urgencia al Hospital Cullen, pero falleció mientras era intervenido quirúrgicamente.

La cárcel de Coronda fue escenario de un nuevo hecho de violencia este domingo por la siesta cuando se desató un enfrentamiento entre internos, que derivó en un saldo fatal: un preso apuñaló a otro causándole una grave herida en la zona del tórax. Aunque fue asistido de urgencia y trasladado al hospital José María Cullen, murió mientras era asistido por el personal médico.

Fuentes policiales indicaron a AIRE que la víctima, un joven de 25 años, identificado como Daniel Alejandro Picone -oriundo de Sunchales- ingresó al efector de salud de avenida Freyre a las 15.30 e inmediatamente fue derivado al quirófano. A las 16.35, se informó su fallecimiento debido a la gravedad de las heridas recibidas.

Semana violenta en las cárceles de Santa Fe

El fatal episodio de este domingo no es la primera situación violenta que ocurre en la cárcel de Coronda esta semana. El martes a la noche ya había ocurrido otro enfrentamiento entre dos internos. En esa ocasión, ambos resultaron heridos y debieron ser trasladados al hospital Cullen, a donde ingresaron alrededor de la 1.30 del miércoles. Como las lesiones eran leves, fueron atendidos y dados de alta en menos de 24 horas.

Carcel federal de Coronda DSC02081.jpg
En la cárcel de Coronda se alojan más de 1.000 internos.

En la cárcel de Coronda se alojan más de 1.000 internos.

Además, en los últimos días hubo otras dos peleas con heridos en la cárcel de Las Flores, en la ciudad de Santa Fe. La primera ocurrió el martes por la noche y tuvo como víctima a un preso de 27 años que ingresó al Cullen con heridas cortantes superficiales. La segunda sucedió en la madrugada del sábado, cuando un hombre de 25 años sufrió politraumatismos al ser golpeado con palos y objetos contundentes por parte de otros internos del pabellón. También debió ser derivado al nosocomio.

Cárcel de Coronda: sospechan que dos penitenciarios guardaban celulares en un baño y se los daban a los presos

Dos agentes penitenciarios que hasta el jueves prestaban servicio en la cárcel de Coronda, fueron pasados a disponibilidad por el ingreso de celulares al establecimiento carcelario que aloja a más de 1.000 presos y que se encuentra ubicado a 40 kilómetros de la ciudad de Santa Fe.

La irregular situación fue advertida por el director del penal, Alfredo Sánchez, que tras recibir el dato, convocó al personal de Orden y Control y de Requisa para inspeccionar el pabellón 11 y la celaduría (área en donde se encuentran los agentes del servicio).

El procedimiento se concretó el jueves y terminó con el secuestro de siete celulares que se encontraban escondidos en la parte de la mochila del baño, empotrada en la pared. A raíz de ello, los dos agentes de turno fueron apartados de sus tareas. La requisa se extendió además al interior del pabellón 11, en donde fueron hallados otros cinco teléfonos en una celda.

Embed

Por el hallazgo de los teléfonos en custodia de los agentes penitenciarios, la dirección del penal dio la intervención a Asuntos Internos Penitenciarios ante la posible comisión de un delito. Inclusive, se informó el procedimiento al fiscal en turno Francisco Cecchini.

Administrativamente, también se dispuso el traslado de los otros celadores que prestan servicio en el mismo lugar, por lo menos hasta esclarecer el hallazgo.

Al respecto, el director del Servicio Penitenciario, Gabriel Leegstra, aclaró que el procedimiento fue a partir de una serie de controles que tienen por objetivo frenar el ingreso de teléfonos a las cárceles. De hecho, según indicó el funcionario, existe una resolución interna para que cada personal penitenciario informe los datos de su teléfono, ya que solo puede ingresar un dispositivo. "Es una medida para evitar el ingreso de teléfonos y elementos prohibidos”, explicó el funcionario.

Leegstra destacó además que para frenar el ingreso de celulares, desde el Servicio Penitenciario se hacen tres controles de ingreso. "Hacemos un triple cerco de seguridad. Uno lo hace policía (Coronda y Piñero). El segundo, por equipos tecnológicos (detector de metales). Y el tercer anillo sería el equipo especial de requisa, sobre la persona que ingresa a las unidades", destacó.