sábado 22 de febrero de 2020
Famosos |

Participaba en un concurso de citas y escondía un aterrador secreto

Rodney Alcala se presentó a "The Dating Game" en 1978, un programa televisivo de citas y todos ignoraban que en realidad era un terrible asesino en serie.

En 1978, el entonces joven Rodney Alcala de 35 años fue invitado como participante a un concurso de juegos de la televisión estadounidense. Sin embargo, tanto como la producción encargada del show, el presentador, el público y demás participantes, ignoraban que la persona con la que trataban era un peligroso asesino serial.

El programa era conocido como 'The Dating Game', popular por su peculiaridad de invitar a una mujer que tendría que escoger a un posible pretendiente entre 3 hombres; aquel 13 de septiembre, Alcala fue seleccionado como la posible cita de una joven.

Embed

Cherly Bradshaw era la chica quien aquella noche a través de una serie de preguntas debía escoger la mejor opción a su parecer entre los 3 caballeros que la acortejaban detrás de una mampara que se encontraba en el foro.

El anfitrión del juego, Jim Lange, presentó a Rodney como un exitoso fotógrafo que gustaba del paracaidismo y motociclismo. El joven no tardó en ser el centro de atención tanto para la audiencia, Lange y Cherly, quien pronto lo seleccionó como su prospecto favorito por las respuestas tan ingeniosas que manejaba para cada pregunta.

rodney

La trayectoria del show continuó sin ningún problema aquel día, incluso la producción estaba encantada con tan buena respuesta por parte del público y como era de esperarse, la joven Bradshaw terminó decidiéndose por Alcala como su cita predilecta.

A pesar de que el juicio ha sido abierto en repetidas ocasiones desde su detención, actualmente enfrenta una condena de prisión indefinida sin derecho a libertad condicional.

Un investigador de homicidios familiarizado con la evidencia especula que podría haber asesinado a un máximo de 50 mujeres, mientras que otras estimaciones estipulan como alrededor de 130. Los fiscales dicen que Alcala "jugó" con sus víctimas, estrangulándolas hasta que perdieran el conocimiento, y luego esperar hasta que revivan, a veces repitiendo este proceso varias veces antes de matarlas.

La policía descubrió una colección de más de 1.000 fotografías tomadas por Alcala, en su mayoría de mujeres y chicos adolescentes, la mayoría de ellos en poses sexualmente explícitas. Especulan que en algunos de sus temas fotográficos podrían haber más víctimas.

Temas