domingo 20 de septiembre de 2020
Opinión | Cristina Kirchner | Justicia | Macri

La dulce venganza de Cristina contra Macri

El kirchnerismo acelera su estrategia en el Congreso de la Nación y en los Tribunales de Comodoro Py. Además, socava cualquier intento de acercamientos entre Alberto Fernández y referentes del macrismo.

El operativo venganza del kirchnerismo ya comenzó. El plan tiene dos pilares: uno, desactivar los juicios que afectan a Cristina Kirchner y a sus hijos; esta estrategia ya se puso en marcha en los juzgados federales de Comodoro Py. En paralelo, el kirchnerismo busca someter a Mauricio Macri, a quien considera el principal victimario de la expresidenta, al calvario de los tribunales y sentarlo en el banquillo de los acusados. Ya tuvo el primer guiño de la Justicia: hace pocas horas, el fiscal federal Jorge Di Lello impulsó una investigación penal contra el expresidente y los exdirectores de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por presuntos hechos de espionaje ilegal, una denuncia que el martes pasado presentó la actual titular del organismo de inteligencia, Cristina Camaño.

Cualquier vestigio de aquella tregua forjada entre el Gobierno y Juntos por el Cambio ante el avance de un enemigo común -la pandemia de coronavirus-, Cristina Kirchner se encargó de fulminarlo. El ánimo de revancha contra Mauricio Macri parece guiar cada uno de sus actos. Esta última semana se lo vio claramente en el Congreso, donde la vicepresidenta ordenó ejecutar una seguidilla de acciones contra el expresidente.

cristina kirchner.jpg
Cristina Kirchner se encarga de desgastar cualquier acercamiento entre el gobierno y referentes de Juntos por el Cambio.

Cristina Kirchner se encarga de desgastar cualquier acercamiento entre el gobierno y referentes de Juntos por el Cambio.

Todo estuvo perfectamente sincronizado. El martes pasado, el kirchnerismo volteó un decreto del macrismo para quitarle a la Corte Suprema el control de las escuchas telefónicas con el propósito de trasladárselo a Daniel Rafecas, su candidato a encabezar el Ministerio Público; en los próximos días, el bloque kirchnerista en el Senado convocará a la Comisión de Acuerdos para avanzar en su designación. En simultáneo, con Leopoldo Moreau como vocero, agitó en la Comisión Bicameral de Control de los Organismos de Inteligencia la denuncia contra Macri y su gobierno por presuntas escuchas ilegales, que ahora ordenó investigar el fiscal Di Lello.

Fuga de capitales, otra investigación

Paralelamente, en la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa, el kirchnerismo ordenó investigar la "fuga de capitales" que, según los senadores José Mayans y Oscar Parrilli -dos laderos de la vicepresidenta-, fue alentada por el gobierno macrista para provecho de algunos exfuncionarios y empresarios amigos. Para enardecer aún más el malestar opositor, el mismo Parrilli convocó a la Comisión de Justicia del Senado al extitular de la Unidad Especial AMIA Mario Cimadevilla, un dirigente radical que, llevado por su resentimiento con el macrismo, denunció al exministro de Justicia, Germán Garavano, de haberlo presionado para no acusar a los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia.

El Congreso no es el único epicentro del accionar del kirchnerismo. En simultáneo, en los últimos diez días las causas judiciales por corrupción y otros delitos que enfrenta Cristina Kirchner quedaron bajo fuego.

COMODORO PY.jpg
La estrategia del kirchnerismo comienza a hacerse evidente en los Tribunales de Comodoro Py.

La estrategia del kirchnerismo comienza a hacerse evidente en los Tribunales de Comodoro Py.

Para muestra bastan algunos ejemplos. En la causa sobre sobrecostos en la obra pública, la ex presidenta está acusada de ser jefa de una asociación ilícita que direccionó obras públicas para beneficiar a Lázaro Báez. Este expediente es el más avanzado de todos los que tiene por delante la vicepresidenta y se encuentra en etapa de juicio oral. Sin embargo, el juicio está paralizado: el tribunal pidió al Consejo de la Magistratura una plataforma digital para hacer el juicio, pero el Consejo le informó la semana pasada -en una respuesta tan insólita como polémica- que no cuenta con esa tecnología, que está en desarrollo.

Hay más. En las causas Hotesur y Los Sauces, en las que se acusa a la expresidenta y a sus hijos de lavado de dinero, se investigan dos maniobras gemelas: el alquiler de inmuebles de la sociedad Los Sauces a empresarios allegados a los Kirchner -Lázaro Báez y Cristóbal López-, quienes le entregaban dinero al matrimonio presidencial por esos servicios, y el alquiler de habitaciones de hotel a esos empresarios, que les pagaban a los Kirchner por esos servicios. Para la Justicia, esos pagos son injustificados y un modo de blanquear dinero que funcionaba como retorno por los negocios que habían hecho los empresarios en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Pese a las pruebas recopiladas, uno de los acusadores en la causa, la Oficina Anticorrupción (OA) -a cargo de Felix Crous (allegado al kirchnerismo)- renunció a continuar como querellante. Su ausencia debilita la acusación, porque la prueba que ofreció y no hubiera ya sido también ofertada por el fiscal Diego Velasco, no puede ser usada en el juicio.

El kirchnerismo tiene un plan y lo ejecuta sin miramientos. Hasta ahora, el presidente Alberto Fernández dejó hacer, lo que abona la sospecha que agita la oposición.

En la causa sobre el memorándum con Irán, iniciada por denuncia del fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de morir, Cristina Kirchner está acusada de encubrir a los autores del atentado a la AMIA mediante la firma de aquel memorándum. Carlos Zannini, exsecretario legal y técnico de la Presidencia y actual procurador del Tesoro nacional, pidió la semana pasada la nulidad del juicio.

Está claro que el kirchnerismo tiene un plan y lo ejecuta sin miramientos. Hasta ahora, el presidente Alberto Fernández dejó hacer, lo que abona la sospecha que agita la oposición: el pacto que Fernández selló con la expresidenta y lo catapultó a la Casa Rosada tiene como principal objetivo asegurar que Cristina Kirchner preserve su libertad.

Dejá tu comentario