martes 7 de julio de 2020
Ocio |

Vitamina C, el bótox natural para rejuvenecer

Puedes empezar a olvidarte de tratamientos costosos, agresivos o peligrosos para lucir bella y joven por más tiempo, pues con remedios caseros como la Vitamina C, puedes evitar o retardar la aparición de arrugas a temprana edad.

El tiempo no perdona, y tarde o temprano las arrugas y demás signos de la edad tienden a aparecer. Por suerte, existen remedios caseros que pueden revertir en cierta medida estos daños, evitando que aparezcan prematuramente, o bien, desvaneciendo algunas arrugas. Hoy te mostraremos cómo usar vitamina C, el bótox natural para rejuvenecer.

El cuidado de la piel es muy importante para garantizar que nuestro cutis estará preparado para afrontar el peso de los años cuando pasemos de los 30. Por eso, te compartimos la más sencilla receta para preparar este infalible remedio para las arrugas, hecho con vitamina C.

Y es que, de acuerdo a Mayo Clinic, la vitamina C es un potente antioxidante capaz de proteger las células de nuestro cuerpo de radicales libres que pueden dañar algunos aspectos de nuestra piel y organismo.

Este ingrediente le aporta a la piel luminosidad, y es cofactor para la síntesis del colágeno. Notarás la diferencia al usarlo.

  • Ingredientes

-1 cucharada de polvo de vitamina C (lo puedes adquirir en tiendas naturistas o herbolaria)

-1 cucharadita de agua

-1 ½ cucharada de gel de aloe vera

-1/8 cucharadita de vitamina E

-5 gotas de aceite esencial de incienso

  • Preparación

En un recipiente mezcla todos los ingredientes y revuelve muy bien, hasta que se forme una mezcla homogénea, la cual verterás con un embudo en una botella, asegurándote que esta sea color ámbar, ya que la luz solar puede disminuir sus propiedades.

Posteriormente, y antes de aplicar la mezcla, lava muy bien tu cara con agua y jabón de tu preferencia. Agita la botella con el suero que preparaste, y luego aplica delicadamente en tu rostro con las yemas de los dedos, haciendo masajes circulares.

Déjalo que repose toda la noche para que tu piel absorba sus propiedades, y por la mañana lava y retira con agua. Realiza este procedimiento cada tres días, y enamórate de sus resultados.

FUENTE: Soy Carmín.