viernes 14 de mayo de 2021
Ocio

Una médica con autismo se convierte en la directora más joven de un hospital

Larissa Rodrigues es una médica de Brasil que superó sus barreras internas y logró sus objetivos como profesional de la salud.

Cada día nos topamos con historias de vida que nos recuerdan que la realidad supera por mucho la ficción y que estamos en un mundo que está en constante cambio respecto a las oportunidades y discriminación. En este caso, la historia de la médica que se convirtió en la directora más joven del hospital conmovió.

Se trata de Larissa Rodrigues, una médica brasileña de 26 años que fue diagnosticada con trastorno de espectro autista desde que era solo una niña. Soportando malos tratos y bromas por parte de sus compañeros, aprendió a luchar contra ello y hoy sólo recibe aplausos por su destacado trabajo como profesional de la salud.

image.png
El duro recorrido que la llevó donde está hoy. 

El duro recorrido que la llevó donde está hoy.

El duro trayecto de Larissa que la llevó al lugar que ocupa hoy

Sin embargo, todos esos actos de desprecio hicieron fortalecer su corazón y la motivaron a luchar cada día más, muchos ignoraban que detrás de esa niña tímida había una persona con una gran habilidad de aprender y memorizar cualquier información, una niña brillante con una inteligencia incomparable.

Leer más: La historia de Sally Rose, la cantante argentina que la rompe en Estados Unidos

Hoy la joven es médica de profesión y la directora del Hospital Leste Campanha en Porto Velho, Brasil. A pesar de ser tan joven, Larissa tiene múltiples responsabilidades laborales, pasa sus días firmando registros médicos, gestionando protocolos y definiendo pautas medicas con el gobierno estatal, recorriendo los pasillos y entubando pacientes con coronavirus. Con más de 80 horas de trabajo a la semana, no solo es la directora del hospital sino que también atiende a sus pacientes de guardia.

Aprendió a luchar contra las barreras internas

Aunque Larissa sigue siendo muy tímida aprendió a lidiar con las barreras internas con las que nació. Sus habilidades intelectuales la ayudaron a realizar todos sus logros.

image.png

Según informa La 100, lograr que sus colegas en un principio no la consideraran tan capacitada como ello, pero este pensamiento cambió con el tiempo y gracias a cualidades de servicio y a la vocación que la joven galena demostró. El sitio también destaca que la médica no tuvo un camino fácil para llegar hasta donde está, ya que tanto en el colegio como en la universidad la hicieron sentir menos. Sin embargo, ella se propuso trabajar en sí misma hasta conseguir hacer contacto visual con los demás y dejar a un lado el sentimiento de vergüenza.

Una de las principales conquistas de Larissa fue terminar su posgrado en Neurociencias en la Universidad de Duke en los Estados Unidos, de donde se graduó con honores. Este logro permitió que al volver a su país natal la médica tuviera una gran cantidad de trabajos.

Leer más: La historia de Fofinho, el perro héroe que recibió 4 puñaladas por defender a su dueña