lunes 10 de agosto de 2020
Ocio | chakras | ansiedad |

Los 7 Chakras: Qué son y cómo activarlos

Los chakras son los centros energéticos del cuerpo, a través de los cuales fluye la fuerza de vida. Qué son y cómo activar cada uno.

En el hinduismo, los chakras son centros de energía que atraviesan nuestro cuerpo. Por ellos fluye la vida y la salud. Además, comunican y equilibran la energía interna y externa.

Datos básicos sobre los chakras

Para poder abordar este tema necesitaríamos horas y horas, por lo tanto, es bueno que conozcas, al menos, lo más importante.

La palabra chakra deriva del sánscrito y significa “rueda de energía” o “rueda de luz”. Estos centros están conectados entre sí por flujos de energía y, a su vez, regulan nuestro contacto con el Universo.

Base o raíz

El color es el rojo oscuro y está situado en el perineo, entre el ano y los genitales. Se bloquea por el miedo y, cuando esto ocurre, causa dolores de ciática, cáncer de ovario, útero o rectal, estreñimiento, problemas de próstata, várices, hemorroides y trastornos inmunitarios.

También provoca frustración, inestabilidad emocional, depresión y baja autoestima.

Sexual o del baso

El color es el naranja y se ubica en los órganos femeninos internos, la vejiga, la pelvis, el intestino y los glúteos. El bloqueo causa tensiones lumbares y pélvicas, ciática, fatiga crónica, impotencia, diabetes, cáncer, colon irritable e infecciones de riñón y vejiga.

En lo emocional, provoca ansiedad, miedo, celos, desconfianza y preocupación.

Plexo solar

Es de color amarillo se encuentra debajo del ombligo, abarcando también hígado, páncreas, vesícula, bazo, riñón, estómago, intestino delgado y caja torácica.

Los desequilibrios de su bloqueo causan problemas respiratorios e inmunitarios, bulimia, anorexia, diabetes, acidez estomacal, úlceras, cálculos biliares, hepatitis, cirrosis y artritis.

En lo emocional, provoca victimización, estrés, enojo, frustración, culpa, duda y necesidad de aprobación constante.

Corazón

Es de color verde y se bloquea con el dolor y la pena. También incluye los pulmones, la columna vertebral, los senos, el esófago y el sistema nervioso. Los problemas que causa su bloqueo son enfermedades cardíacas y respiratorias, cáncer de mama, angina de pecho, neumonía, hipertensión y dolores en la columna.

En lo emocional: pasividad, depresión, insensibilidad y dolor.

Garganta

Es de color azul zafiro e incluye boca, laringe, encías, tráquea, glándula tiroides, columna cervical, dientes y hombros. Su desequilibrio provoca dolores de garganta, encías sangrantes, disfonía, alergias, gripe e infecciones crónicas.

En lo emocional, obsesión, depresión, miedos, fobias, indecisión y estancamiento.

Tercer ojo o frente

El color es el azul índigo e incluye nariz, oídos, ojo, glándulas pineal y pituitaria, sistema nervioso y cerebro. Los problemas por el bloqueo son dolor de cabeza, tumor cerebral, ceguera, sordera, convulsiones, accidentes cerebrovascualares y problemas en la columna vertebral.

Los efectos emocionales son miedo, fobia, confusión, pesadillas, esquizofrenia, pánico y depresión.

Coronilla

Es de color violeta e incluye la parte superior de la cabeza. Los efectos de su bloqueo para el cuerpo son fatiga crónica, hipersensibilidad a la luz y al sonido, problemas en la piel y trastornos músculo-esqueléticos.

En lo que se refiere a los sentimientos, pérdida de propósitos, pérdida de conexión con lo divino, preocupación, depresión, mente cerrada y descontento.

Chakra-chart.jpg
Disposición de los siete chakras.

Disposición de los siete chakras.

Ejercicio sencillo para activar y equilibrar los siete Chakras

Ahora que conoces bien todos tus Chakras y entraste en contacto con ellos, seguramente te interesa mantenerlos siempre abiertos y activados.

Por eso, resulta una muy buena idea hacer este ejercicio sencillo cuando sientas necesario darte un momento para equilibrar tu energía. Sólo necesitas unos minutos y hará un cambio inmediato en cómo te sientes.

De cualquier manera, es buena idea tomarse cada cierto tiempo la responsabilidad de hacer ejercicios mucho más profundos para activar los Chakras, como hemos visto antes.

Pero si sólo contas con pocos minutos y necesitas conectarte con tu energía interior, este ejercicio es lo que estás buscando:

1. Sentarse tranquilamente de tal forma que estés alrededor de un metro y medio o dos de distancia frente a una pared vacía. Crear una burbuja imaginaria a tu alrededor.

2. Imaginar que en el lugar de cada uno de tus chakras hay una luz. Cada una de estas luces puede tener un color diferente, o pueden ser todas del mismo color.

3. De arriba hacia abajo, encender todas tus luces y apuntar sus rayos hacia la pared frente a vos, siendo consciente de la fuerza de cada luz, notando cuáles alcanzan la pared y cuáles no.

4. Imaginar que la habitación rebalsa de una luz increíble. Puede ser blanca, azul, oro o plata.

5. A medida que empezas a ver y sentir la luz, vas a notar que está rodeando tu burbuja, atravesando sus límites y comenzando a llenarla. Cuando tu burbuja esté llena de luz, comenzará a entrar a tus chakras.

6. Toma conciencia de los chakras en los que puede entrar bien y en cuáles tiene algún tipo de dificultad para entrar. Tratar de inhalar y dirigir la luz más y más profundamente en los chakras en los que la luz no ha podido penetrar del todo.

7. Cuando hayas inhalado suficiente luz para equilibrar los chakras, descansar en la luz por unos cuantos minutos antes de disolver tu burbuja y regresar a tu estado normal de conciencia.