viernes 28 de febrero de 2020
Ocio |

Las personas felices tienen el poder de encontrar la belleza en las cosas más simples

Las cosas sencillas de la vida son como esas estrellas que relucen en las noches despejadas

La felicidad se encuentra en los lugares más improbables. Cada quien tiene su definición de lo que es felicidad pero siempre será un trabajo interno, y no un sentimiento que se obtiene de las influencias externas.

Todos queremos vivir más felices, pero la felicidad no es algo que se adquiere al obtener lo que quieres. La felicidad es algo que creas. Sentirte feliz es una elección que tienes que hacer todos los días. También es válido pasar por otras emociones como la tristeza y el enojo pero al final, sólo tú puedes transformarlos en felicidad. Por eso es que a veces, la felicidad proviene de la pérdida, de la oscuridad, del poder transformador de dejar ir.

Hay quien suele decir que cuanto más sencilla sea nuestra forma de existencia menos preocupaciones tendremos y menos errores cometeremos. Ahora bien, cada cual es libre de complicarse la vida tanto como desee. Todos tenemos derecho a asumir riesgos, proyectar sueños y a tener un círculo social tan amplio y variado como queramos.

Lo principal, la clave de todo no está en llevar una vida sencilla sino en ser sencillos de pensamiento y saber qué es lo importante. Qué es lo que de verdad hace feliz a nuestro corazón y nos identifica. A partir de ahí, todos nosotros somos libres de edificar nuestros microuniversos particulares. Te invitamos a reflexionar sobre ello.

La belleza también está en el perdón y el agradecimiento.

La gratitud es uno de los ingredientes para crear una vida feliz, te permite concentrarte en sentirte bien y en lo que está funcionando en tu vida. El perdón te lleva a la sanación; tiene el poder de levantar y establecer tu espíritu, de liberarte y reiniciarte.

La vida nunca es fácil. Siempre habrá pruebas que enfrentarás, sin importar cuánto intentes esconderte o evitar este tipo de circunstancias. La felicidad no se te sirve en una bandeja de plata, debes trabajar duro por ella pero aprender a ver la belleza aún en los momentos más duros, te hará más fuerte y con el tiempo, te dará una feliz interminable.