domingo 10 de octubre de 2021
Ocio

La curiosa razón por la que la cebolla te hace llorar y cómo evitarlo

La cebolla es uno de esos ingredientes indispensables en muchas de las recetas más populares de la cocina española e internacional, pero, también, un alimento que tiene su característica particular.

El hombre se ha preguntado, a lo largo de la historia, por qué la cebolla hace llorar y, sobre todo, cómo evitarlo, consiguiendo así que este proceso no resulte tan molesto, y poder agregar las cantidades necesarias a cualquier preparación gastronómica sin ese obstáculo.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

image.png
La reacción que produce en nuestros ojos la cebolla, sin dudas nos incomoda mucho al incluir este ingrediente en nuestras comidas. 

La reacción que produce en nuestros ojos la cebolla, sin dudas nos incomoda mucho al incluir este ingrediente en nuestras comidas.

Composición de la cebolla

La composición de la cebolla es de casi un 95% de agua, por eso se trata de un alimento tan recomendable, pero el problema se halla en el 5% restante, dentro del cual se alojan las sustancias azufradas que son las que provocan esa reacción.

Ese gas que libera la cebolla cuando la cortamos o picamos se volatiliza en forma de gas, y al entrar en contacto con la superficie acuosa de los ojos, da como resultado una serie de químicos que rápidamente hacen entrar en acción a los nervios sensitivos de la córnea. Y así lloramos.

Para defenderse de este objeto extraño, la córnea comienza a producir lágrimas, y es entonces que hasta que no resuelve la situación, el ojo se mantiene en esta posición, intentando expulsar los agentes nocivos que le provocan daño y que son prácticamente únicos de la cebolla.

Leer más ► Mitos y verdades que debes saber sobre el ajo crudo

Cómo evitar llorar al cortar o picar cebollas

image.png
Existen diversos métodos para disminuir la reacción en nuestros ojos que provocan las cebollas al cortarlas.

Existen diversos métodos para disminuir la reacción en nuestros ojos que provocan las cebollas al cortarlas.

Existen varios trucos para evitar llorar al cortar o picar cebollas, siendo el primero de ellos que le bajemos la temperatura, enfriándola para atenuar la capacidad de las enzimas que producen ese factor lacrimógeno. Por tanto, puedes almacenarlas en la nevera durante algunos minutos.

Leer más ► El alimento ideal para personas celíacas

Otra buena sugerencia al respecto es cortar la cebolla debajo del grifo o bajo el agua, lo que impide que los gases se liberen en el aire y lo hagan en el medio acuático, limitando su impacto. En determinados casos, las personas que usan gafas notan que sus ojos lloran menos mientras pican cebollas, y eso se debe a que este accesorio, como las gafas de buceo o natación, condicionan el efecto lacrimógeno directo, logrando que las consecuencias sean un poco menores.

Finalmente, algunos cocineros profesionales aconsejan usar cuchillos extremadamente finos y bien afilados, ya que al producir cortes de superficie mínima, las reacciones bioquímicas se limitan.