viernes 21 de enero de 2022
Ocio Guinness |

Joven entró al libro Guinness tras estar más de 9 horas haciendo plancha abdominal

El joven australiano durante varios meses pasó 8 horas diarias haciendo la plancha para entrenar para este gran desafío, el cual logró en su segundo intento.

Daniel Scali, un mecánico de 28 años de Adelaida, Australia, rompió el Récord Mundial Guinness por la plancha abdominal más larga. El hombre estuvo 9 horas 30 minutos 1 segundo en esa posición, batiendo la marca anterior de 8 horas 15 minutos.

La primera vez que realizó el ejercicio fue en noviembre de 2020, en la cual solo duró 2 minutos. Desde allí comenzó a entrenarse durante ocho horas diarias durante meses para prepararse.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

El duro entrenamiento del joven

Fue en enero cuando comenzó su intenso entrenamiento. Su día arrancaba a las 5 de la mañana todos los días, con una breve meditación matutina seguida de “un par de cientos” de abdominales y flexiones y luego una rápida ducha fría de dos minutos.

image.png
El duro entrenamiento del joven.

El duro entrenamiento del joven.

Luego asistiría a una clase de entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT), corría 1 km y volvía a su casa para completar 200 flexiones y 600 repeticiones de peso resistido para sus bíceps, todo antes de comenzar su día laboral.

A la hora del almuerzo iba al gimnasio durante una hora para completar seis ejercicios de dos grupos musculares junto con 300 abdominales y más flexiones. Después de llegar a casa del trabajo, realizaba una plancha abdominal consecutivamente durante cinco horas de 5 p.m. a 10 p.m.

Leer más ► Video viral: médico reveló el impresionante truco para no pasar insomnio

Para apoyar su cuerpo a lo largo de la rutina de ejercicios de siete días, el joven tomó suplementos de magnesio, calcio y aceite de pescado y comió comidas saludables. Según informó Infobae, su dieta consistía de: Desayuno - avena con mantequilla de maní, Snack de la mañana - atún y tazón pequeño de arroz, Almuerzo - pollo y arroz, Merienda - pieza de fruta y Cena - proteína magra con una ensalada. “Todo lo que pensé fue en lo que podría hacer hoy para ayudar a mejorar para mañana”, explicó.

image.png
Daniel Scali entrenó durante 8 horas diarias varios meses para lograr su cometido.

Daniel Scali entrenó durante 8 horas diarias varios meses para lograr su cometido.

Daniel le dijo a Daily Mail Australia, que ha estado viviendo con el síndrome de dolor regional complejo (CRPS) desde la edad de 12 años, la cual le causa dolor en su brazo izquierdo que se extiende desde el hombro a la mano. “Tengo una pasión por el fitness y al principio me criticaron por lo que quería lograr, pero usé el dolor como combustible para superarlo todo”, dijo.

El primer intento de Daniel Scali

El 16 de junio fue su primer intento de lograr el récord. No lo logró. A pesar de sentirse mal, mantuvo la plancha abdominal durante 9 horas, 9 minutos, pero fue descalificado por los jueces, por no cumplir con la forma correcta del ejercicio, contó en la nota.

“Los jueces no estaban contentos con el ángulo de mis caderas y estaba absolutamente devastado”, comentó. “Hablé con mi entrenador de mentalidad y finalmente dijo que teníamos dos opciones: olvidarnos de esto o ir por ello de nuevo”. Ganó la segunda opción. La parte más difícil: saber que debía volver a completar el entrenamiento una vez más durante cuatro semanas para prepararse.

El segundo intento

image.png
El segundo intento.

El segundo intento.

El viernes 6 de agosto, fue el día. No solo rompió el récord mundial, sino que superó su marca personal que había logrado en el intento anterior. Durante las horas que debió permanecer en la posición, vio programas de televisión a través de su celular, el cual lo mantenía distraído del dolor que sentía.

En la nota Daniel confesó que a las siete horas, su estómago “comenzó a girar” como si su cuerpo entrara en un “modo de estrés”, lo que llevó a que vomitara sobre sí mismo cuatro veces. Los últimos diez minutos fueron “insoportables” según confesó. Cabe recordar que también experimentaba una sensación de ardor constante en su brazo izquierdo debido a su CRPS. “El “planking” es definitivamente un caso de mente sobre materia; es un 70% de mentalidad y un 30% físico”.

Después de lograr su cometido, Daniel dijo que se sentía “increíble” a pesar de que su cuerpo se sentía “muy rígido como si se fuera a romper”.

Leer más ► Impactante video viral muestra como un aligátor caníbal se comió a otro de casi dos metros

Temas