martes 14 de junio de 2022
Ocio Maquillaje |

Glitter en el maquillaje: todo lo que necesitás saber para una aplicación exitosa

El glitter y los brillos en el maquillaje están cada vez más ampliamente disponibles. Sin embargo, su aplicación tiene sus trucos. Seguí leyendo para aprender todo lo que necesitás saber.

La presencia del brillo en el maquillaje es prácticamente universal. Desde finísimos pigmentos iridiscentes hasta glitter grande y texturado, cada vez hay más disponibilidad de productos para elegir. El problema está, sin embargo, en el hecho de que todas estas diferentes texturas y terminaciones tienen cada uno su curva de aprendizaje, haciendo que algunas personas directamente decidan no usarlos por miedo a hacerlo mal. Quedate leyendo para saber todo lo necesario para aplicar glitter con éxito y poder divertirte creando looks únicos.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

La base es fundamental

Es importante que, cuando vayamos a aplicar cualquier tipo de glitter en el rostro, antes pongamos una base adecuada. En general los brillos se aplican en el párpado móvil, por lo que es importante colocar un producto cremoso en el lugar donde luego irá el glitter. ¿Qué producto aplicar? Existen pegamentos de glitter en el mercado creados específicamente para esta función, pero correctores o primers cremosos pueden llegar a funcionar. Antes de adquirir un producto nuevo, lo ideal es ver si los ítems que ya están presentes en el arsenal de maquillaje de cada una pueden servir.

image.png

Ni de más, ni de menos

Este punto está directamente relacionado con el anterior. Es importante aprender a dosificar el producto de base de forma adecuada. Poner demasiado poco resultaría en que el glitter se fuera cayendo en el rostro a lo largo de la noche, ya que no hay suficiente producto para mantenerlo en su lugar, pero aplicar demasiada cantidad de producto puede resultar en una sensación de pesadez en el párpado e incomodidad, haciendo que el maquillaje en general no se sienta agradable en el rostro.

A veces con los dedos, y a veces con brocha

Es importante distinguir que a veces la mejor herramienta de trabajo puede llegar a ser un dedo. Dependiendo de la fineza del producto, en ocasiones será mejor aplicarlo con brocha mientras que otras veces será mejor hacerlo con los dedos. Los pigmentos híper finos y casi etéreos pueden beneficiarse de ser aplicados con los dedos, mientras que el glitter, que suele ser mas texturado y de una molienda más gruesa, es mejor hacerlo con brocha. Sea cual sea el producto, una cosa es segura: la forma de aplicación será presionando en la zona donde queremos que el brillo se vea, ya que así se logra una mayor precisión en la aplicación.

image.png

Siempre es el último paso

Ya sea que quieras agregar el brillo en los párpados, los labios o las mejillas, el orden es el mismo. El glitter será el último paso en esa zona del rostro, ya que por la naturaleza texturada del producto, sumado al hecho de que está en una base cremosa húmeda, ponerle más cosas arriba resultaría en un maquillaje arruinado. Por este motivo, el glitter va al final: sobre el labial, sobre la sombra, etcétera.

Además del párpado móvil, como mencionamos anteriormente, otros lugares donde podés aplicar brillos son los labios y los pómulos, donde realmente se pueden lucir y lograr un efecto reluciente. Así, teniendo en cuenta estos pasos -y con un poco de práctica- podrás disfrutar de un maquillaje único y creativo, divirtiéndote con el proceso.

Temas