Estos son los riesgos de practicar ‘spinning’

Si no estás acostumbrada a realizar un esfuerzo físico de manera habitual, quizás debas ponerte en forma antes de comenzar a practicar spinning.


El spinning o ciclo indoor sigue siendo una de las actividades más demandadas en los gimnasios desde que se iniciará su práctica en los años 90, ya es supone un ejercicio físico intenso que nos permite quemar calorías y tonificar nuestro cuerpo, especialmente el tren inferior.

El spinning es un una buena actividad cardiovascular con la que mejoras la capacidad aeróbica. Pero Rafael Bermúdez, entrenador personal y monitor de spinning nos cuenta que “sin embargo, y aún disponiendo de una buena energía y aunque creas estar en un buen estado físico, el spinning no es apto para todas las personas”. Es cierto que hay otros entrenamientos de alta intensidad, como el crossfit o la zumba, pero el spinning es uno de los que más problemas causa, según un estudio realizado en la Westchester Medical Center de Nueva York y publicado en el “American Journal of Medicine”.

Leer más► Si no vas al gimnasio porque te da vergüenza, has de saber que no eres la única

Tal y como nos corrobora Bermúdez, “se trata de una práctica muy intensa y requiere de una exigencia cardiovascular a la que puedes no estar habituado”. Es decir, si te has animado a dejar atrás un estilo de vida sedentario y vas a comenzar a hacer deporte, has tomado sin duda una de las mejores decisiones de tu vida, pero quizás no deberías empezar por una actividad tan intensa.

Estos son los riesgos de practicar spinning

Además, para realizarla tienes que tener una coordinación física aceptable, “pero si tienes riesgo cardiovascular con presión alta no controlada, obesidad mórbida, fumas o tienes más de 50 años no es una actividad aconsejable a menos que te realices una evaluación médica previa”. Estos factores de riesgo son muy importantes para Bermúdez e insiste en que lo tengamos muy en cuenta. “Si decides practicar esta actividad es esencial ser consciente de nuestra condición física, no esforzarse más de la cuenta y hacer una progresión de intensidad. Realizar un exceso de ejercicio o de esfuerzo físico puede traernos desagradables consecuencias”.

Estos son los riesgos que debes evitar

Si estás en buena forma física y no tienes ningún factor de riesgo de los que hemos señalado antes, puedes disfrutar de todos los beneficios que el spinning te ofrece. Pero eso no quiere decir que sea un ejercicio sencillo de realizar; hay que estar muy pendiente de cómo se realiza el ejercicio para evitar posibles lesiones o complicaciones.

Lo más importante es tener una buena postura porque “una mala posición en la bicicleta puede causar una lesión”. Por eso es importante que el monitor esté muy atento y revise la posición de sus alumnos. Si tienes alguna duda o sientes molestias en alguna parte del cuerpo comunícaselo cuanto antes para que puedas corregir los posibles errores que estés cometiendo.

También existe riesgo de lesión en las rodillas, porque “en una clase que dura al menos 45 minutos se realizan muchos cambios sin parar el pedaleo”, por eso si notas algún dolor debes parar para realizar el cambio.

“Al practicar spinning se realiza un trabajo constante de flexión en la cadera y los isquiotibiales que puede tener consecuencias -nos advierte Bermúdez- como que se produzca acortamiento muscular y problemas de espalda a nivel lumbar”. Para evitarlo es muy importante, además del calentamiento previo, realizar una buena sesión de estiramientos al terminar.

Fuente: Hola

NOTICIAS DESTACADAS