viernes 28 de febrero de 2020
Ocio |

El té de limón ayuda a controlar la ansiedad, reducir la grasa del hígado y prevenir el cáncer

Las frutas y verduras son excelente fuente de vitaminas y nutrientes, que ayudan a mantenerte nuestro organismo sano y lejos de enfermedades

Además de lo anterior y de ser deliciosas, pueden ser alimentos básicos para darle un plus de atractivo a tu apariencia, ya sea con un cabello suave y brillante o con una piel tersa y bonita.

El poder del limón sobre el cáncer

El limón es uno de estos frutos que beneficia tu cuerpo en diferentes aspecto. Por ejemplo, promueve el desarrollo del colágeno, el cual ayuda a mantener una piel fuerte y elástica.

No obstante, más allá de sus aportaciones en tu físico y en el fortalecimiento de tu sistema inmune, el limón puede mantener una de las enfermedades más graves lejos de ti: el cáncer.

Uno de las principales razones por las que el limón es popular, es porque tiene altos niveles de vitamina C, la cual, de acuerdo con la Universidad de Harvard, puede reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer como el de boca, estómago y mama.

La vitamina C también influye en dos neurotransmisores: serotonina y norepinefrina, y ayuda a que actúen como antioxidantes.

Estos antioxidantes protegen el cuerpo y neutralizan los radicales libres, moléculas inestables que pueden dañar las células, y si se acumulan, pueden aumentar el riesgo de cáncer.

El limón también cuenta con una serie de compuestos fitoquímicos que, de acuerdo con la Organización del Cáncer de Mama, son sustancias que influyen en el combate del cáncer.

Dichas sustancias protegen a las células de daños que, a la larga, pueden originar cáncer e incluso pueden influir en detener la formación de sustancias cancerígenas en el cuerpo.

Té de cáscara de limón

limonagua.jpg

Una buena manera de garantizar tu dosis diaria de limón es a través de un té de cáscara de limón.

¿Como preparar té de cáscara de limón?

A diferencia de otros tés, donde la hierba o fruto hierve junto con el agua, el té de cáscara de limón no sigue este proceso.

Lo ideal es que primero hiervas el agua. Una vez que hierva, sirve en una taza y, a manera de infusión, introduce rebanadas de limón que "liberen" sus propiedades en el agua durante tres minutos.

Algunos compuestos buenos del limón son ligeros y muy volátiles a altas temperaturas, por lo que si hierves el limón con el agua desde un inicio, dichos compuestos se evaporan al calentarse.

Preparar el té de limón de la manera previamente descrita, ayuda a garantizar que sí puedas aprovechar sus beneficios.

Consumir té de cáscara de limón antes de una comida, ayuda a estimular la liberación de enzimas pancreáticas y el contenido de bilis, lo cual puede mejorar la digestión.