viernes 17 de septiembre de 2021
Ocio ñoquis |

Cómo hacer la receta de los ñoquis light de espinaca del doctor Cormillot

Son muy simples de hacer y, si elegís comerlos con un chorrito de aceite de oliva o una salsa de fileto casera (que te enseñamos a preparar), puede ser un plato tan delicioso como liviano.

Es una tradición nacional que no se puede quebrar: el 29 de cada mes se come ñoquis y esta opción puede ser ideal para tenerla en cuenta Pero, no necesariamente, tiene que ser un plato pesado y con muchas calorías. Te damos una opción ultraliviana que te va a encantar.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Sin título.png
Ñoquis light de espinaca del doctor Cormillot.

Ñoquis light de espinaca del doctor Cormillot.

Leer más► Cómo preparar ñoquis de remolacha con salsa de crema y queso

La receta de los ñoquis

Ingredientes

  • ½ atado de espinaca
  • 1 taza de harina
  • 1 huevo
  • Nuez moscada, poca sal

Preparación:

Hervir la espinaca, escurrir bien y picar. Hacer una corona de harina, colocar en el centro la espinaca, el huevo y condimentos. Incorporar la harina y unir. Amasar, cortar en tiras finas y en daditos de ½ cm. Este plato lo podés comer con un chorrito de aceite de oliva y son muy pocas las calorías que sumarás a tu dieta. Otra opción es una salsa fileto bien liviana.

Sin título.png
Son muy simples de hacer.

Son muy simples de hacer.

Salsa fileto

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de tomates perita o 2 latas de tomates o 500 cc de puré envasado
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharadita de pimienta blanca (opcional)
  • 1 cucharadita al ras de albahaca deshidratada
  • sal a gusto
  • 1 cucharadita colmada de azúcar común
  • rocío vegetal o aceite en spray
  • 1 pocillo (75 cc) de agua caliente

Preparación:

Sin título.png
Podes comerlos con un chorrito de aceite de oliva o una salsa de fileto casera 

Podes comerlos con un chorrito de aceite de oliva o una salsa de fileto casera

Leer más► Cómo preparar un delicioso pollo a la cacerola en salsa de mostaza

Si vamos a usar tomates naturales, los sumergiremos, ya lavados en agua hirviendo por 2 minutos, previo hacerle un corte en cruz en el extremo opuesto al ombligo. Luego los procesamos, pero sin hacerlos puré o los pisamos a mano con tenedor o los cortamos bien chiquito con cuchillo, eso es a gusto de cada uno.

Los de lata los escurrimos, los pisamos, quitando los ombligos que a veces son duros y usamos todo, el líquido y los tomates. Con el puré, usamos directo, claro. Picamos la cebolla concassé (bien chiquitita)

Rociamos una cacerola o sartén profunda con rocío vegetal, la llevamos a fuego fuerte y cuando apenas caliente (sin que humee) agregamos la cebolla. La dejamos dorar y ablandar un poco, removiendo y controlando que no se queme, pues se amarga. Añadimos el azúcar y seguimos removiendo.

Cuando haya dorado añadimos los tomates y removemos. Luego agregamos el agua caliente y los condimentos (sal, pimienta y albahaca). Removemos y bajamos el fuego y en 20 minutos la salsa estará lista para servir.

Temas