jueves 2 de julio de 2020
Ocio |

Cómo hacer exfoliantes caseros para eliminar los puntos negros

Si suelen salirte puntos negros en la zona T de la cara, no te preocupes, hay remedios naturales que te pueden ayudar a eliminarlos.

¿Sabías que por mucho que limpies tu piel a diario siempre hay impurezas que permanecen y van obstruyendo tus poros poco a poco? Así, vamos perdiendo luminosidad y uniformidad en el tono de la piel, y las cremas y tratamientos que apliquemos no profundizarán lo suficiente, disminuyendo su efecto.

Los puntos negros y espinillas aparecen con frecuencia en todo tipo de pieles como resultado de la acumulación de sebo natural en el interior de los poros. Mantener la piel limpia es la única forma de reducir visiblemente la cantidad y el tamaño de los puntos negros.

Antes de saber cómo eliminarlos, es importante que entiendas que esos puntos negros que tanto detestas son, en realidad, una señal que envía tu cuerpo. La razón más común por la que aparecen es por desequilibrios hormonales.

También pueden aparecer porque tu sistema linfático está teniendo problemas para eliminar todas las toxinas del cuerpo; o porque estás llevando una mala dieta, lo que provoca desequilibrio intestinal y, como una de sus consecuencias, los puntos negros.

Ingredientes caseros para hacer una buena limpieza facial

Bicarbonato de sodio. Su textura rugosa y su gran poder alcalino lo convierten en un exfoliante perfecto para combatir los desagradables puntos negros. Una sugerencia es no usar el bicarbonato más de una vez por semana.

bicarbonato de sodio portada.jpg
Bicarbonato de sodio.

Bicarbonato de sodio.

Avena. Es el exfoliante más adecuado para eliminar los puntos negros cuando la piel es muy sensible o delicada. Gracias a su contenido en mucílagos, este cereal crea una capa protectora e hidratante sobre la piel que la protege de cualquier agente externo.

Sal marina. Además de la rugosidad de la sal, sus componentes facilitan una limpieza profunda de la piel, aporta una gran cantidad de minerales y tiene virtudes antisépticas. Eso sí: debes tener en cuenta que no está recomendado para personas con pieles sensibles, puesto que puede ser algo abrasivo.

Azúcar. Se puede usar en todo tipo de pieles y entre sus bondades destaca que, además de limpiar los puntos negros, permite nutrir la piel en profundidad.

azucar.jpg
Azúcar blanca refinada.

Azúcar blanca refinada.

Granitos de café. La rugosidad de los granitos del café es perfecta para nuestra piel, ya que limpia en profundidad pero no la irrita.

Tomate. Es la opción más suave –pero igual efectiva- de todas. Lo único que tienes que hacer es restregar una rodaja por tu cara, esperar unos minutos a que se seque y después retirar con abundante agua.