lunes 6 de julio de 2020
Noticias virales del mundo | Noticias virales del mundo | viral |

Un hombre pierde 133 kilos, vence al coronavirus y encuentra el amor

El hombre Phil Kayes de 47 años sufrió mucho, pero fue que su madre falleció y eso lo hizo cambiar, bajó de peso venció el coronavirus y encontró el amor.

Un hombre perdió más de 133 kilos, lo que lo ha ayudado a vencer el coronavirus y a encontrar el amor, dice. Phil Kayes, de 47 años, había sido advertido por los médicos de que su tamaño estaba ejerciendo tanta presión sobre su salud que sería afortunado de llegar a los 40 años.

Llegó a pesar 520 libras, pero en tan solo 3 años bajo 226, fue así cómo esta historia se hizo viral en redes sociales. Kayes dijo que fue impulsado a la acción después de que a su madre le diagnosticaron cáncer terminal. Luego se embarcó en su viaje de pérdida de peso, durante el cual conoció a su compañera Nicole Mulholland como informa La Verdad Noticias.

Leer más ► Un perro batalla con su dueña cuando se niega a regresar a casa

Kayes dijo que anteriormente se había resignado a "morir solo", pero al bajar de peso pudo encontrar el amor. El funcionario, del condado de Down, Irlanda del Norte, también cree que su pérdida de peso puede haberle salvado la vida después de contraer COVID-19. Agregó que su supervivencia fue un "recordatorio oportuno" de lo importante que es su salud.

antes y después.jpg
Antes y Después

Antes y Después

A Kayes le ayudó en su transformación dramática Slimming World, quien recientemente lo coronó como el "Mejor perdedor del 2020". A pesar de su nombre, la competencia celebra a la persona con la mayor pérdida de peso entre todos los miembros de la marca.

El hombre dijo: "Siempre fui más grande que mis compañeros. Recuerdo que en la escuela mi maestro de educación física me llamó por ser demasiado grande para jugar al fútbol". Su tamaño se acumulo en la universidad. Evitó fiestas y bodas por que se sentía muy incomodo y ni si quiera cabía en el asiento del avión.

Leer más ► Sobrevivió a un aborto fallido sin que lo sepa su madre y se reencuentran 40 años después

En su peor momento, Kayes sufrió una serie de otros problemas de salud, incluida la presión sobre las rodillas y la apnea del sueño. El tamaño de su camisa era un enorme XXXXXXXXL, con una cintura de 68 pulgadas. Pero su principal preocupación era que si moría mientras dormía, su pesado cuerpo no podría ser removido ya que vivía en el tercer piso de la casa de sus padres.

Su mamá perdió la vida por cáncer, "La noticia me impulsó a la acción y supe que esta vez tenía que tratar de estar lo más saludable posible, no solo para ella sino también para mí". Kayes se ha vuelto mucho más activo desde que perdió todo el peso, y ha comenzado a andar en bicicleta nuevamente después de una ausencia de casi tres décadas de la actividad.