Luis Fernández: “Pedimos que se respete la libertad religiosa”

A sala llena y en el marco del Festival de Teatro de Rafaela , que se desarrolla hace 15 años en esta ciudad santafesina, se presentó la noche del viernes la performance Dios, cuya dirección y dramaturgia le pertenecen a Lisandro Rodríguez . La obra, que simula los diversos pasajes de una celebración religiosa, provocó indignación entre buena parte de los asistentes cuando dos actores desnudos colocaron pañuelos verdes (símbolo a favor del aborto legal) a una imagen de tres metros del papa Francisco y a otra de la Virgen María y bailaron alrededor de ellas.

Ante esta situación, el Obispo de Rafaela, Luis Fernández, emitió un comunicado. “Recogiendo los sentimientos de sorpresa y agravio por parte de muchas personas que habiendo asistido a una obra de teatro, se sintieron ofendidos profundamente en su Fe y en sus sentimientos hacia la celebración de la Eucaristía, hacia la Santísima Virgen María, hacia el papa Francisco y hacia la Iglesia en general, consideramos necesario unirnos a las diversas manifestaciones que, de manera especial en las redes sociales, expresan su dolor y su repudio hacia estos hechos”, señala el obispo.

Leer más ►Polémica en Rafaela por obra de teatro a favor del aborto

En diálogo con Anticipos del Día, Fernández aseguró: “Las personas se han sentido dolidas porque se vieron en medio de algo que no se hubieran imaginado nunca, en el sentido de una obra en donde la parte religiosa y trascendente de los católicos fue utilizado de modo pagano. Se tocó el símbolo principal de la religión”.

Destacando la gran concurrencia de personas de todo el país a este festival (este año participaron más de 20.000 espectadores), el obispo afirmó que “esto no tiene que ensombrecer la cultura”. Sin embargo, dijo que “al escuchar a las personas que se sintieron dolidas debimos emitir el comunicado acompañando algo donde se tocó la identidad propia del ser religioso”.

“Pedimos que se respete la libertad religiosa y no se la avasalle de modo público”, aseveró el obispo. 

Continuó: “En esa libertad de la que todos hablan, se dio un paso más y se terminó por ofender a muchos rafaelinos. No podemos dejar que se rian de lo más profundo que tenemos en nuestra religión”.

En media de toda esta polémica, la furia de la comunidad católica fue inmediata. En Facebook, un grupo se organizó para juntar firmas y reunirse con el intendente Luis Castellano. Otros criticaron que en la publicidad de la obra no se haya aclarado que “podía herir la sensibilidad religiosa, moral e ideológica”. Aunque sí figuraba que era un espectáculo para mayores de 18 años.

Luis Fernández afirmó que el mandatario local se comunicó y “se mostró sorprendido ante esta obra. Se comprometió a que esto no estropee este festival que es histórico en Rafaela”. Por último, dijo: “Apostamos al diálogo para que no vuelva a ocurrir pero siga existiendo la libertad y diversidad en lo artístico sin ofender a nadie sino buscando lo que más necesita nuestro país, que es la cultura del encuentro y aceptando la diversidad sin descalificación sino con comprensión”.

La otra parte

El director de la obra, Lisandro Rodríguez, escribió en su cuenta de Facebook: “Todo lo que pueda decir del Festival de Rafaela es hermoso. Qué lindo encuentro. Qué placer trabajar así… Dios se presentó el viernes a las 20 en una sala colmada. La función fue preciosa. Más de 300 personas. No se movió un alma hasta el final. Mucha gente conmovida, mucha gente enojada, mucha gente desencajada. Mas allá de cualquier cosa que se pueda decir, denunciar o lo que sea, yo pienso que Dios, como tantos otros trabajos, develan, muestran y evidencian lo mal que estamos. Y desde ese dolor pienso, hago y comparto el teatro. Que viva DiosDios como obra, como artefacto, como imposibilidad, como distensión; y ojalá pronto encontremos un lugar para volver a presentarla. El resto es resto”, sostiene el director en Facebook.

 

Despenalización

Sobre el final de la entrevista, el obispo de la ciudad de Rafaela fue consultado sobre el actual debate sobre la despenalización del aborto en el Congreso de la Nación, más allá de la postura pública de la Iglesia y las distintas manifestaciones que han tenido obispos y sacerdotes en el país. “La iglesia siempre predicó el respeto de la vida. Este diálogo le ha hecho bien al país para que cada uno sea más consciente de la opción que puede hacer uso. La iglesia no puede ser de otra manera que como enseñó Jesús y está tan metido en la vida religiosa”. Agregó: “Esto hace a nuestro ser, no tiene que ver con la actual discusión del aborto. El evangelio nos enseña a respetar la vida, estar cerca de la mujer y no penalizarla”.

Dijo que muchas veces a la mujer “se la deja sola”. “La iglesia quiere ser voz de ese embrión que está en ese vientre”, concluyó.


Volvé a escuchar la nota►

NOTICIAS DESTACADAS