Madre e hijo fueron detenidos por asesinar a un productor rural que era pareja de la mujer

productor rural carlos pellegrini

El crimen ocurrió en la localidad de Carlos Pellegrini. Los sospechosos volcaron con un auto robado y finalmente fueron detenidos en el barrio Rosarino de Fisherton.


Una mujer de 65 años y su hijo de 29 fueron detenidos en la ciudad de Rosario, acusados de asesinar a puñaladas al productor rural que era pareja de la primera, en su casa de la localidad de Carlos Pellegrini. Los dos presuntos homicidas fueron rastreados luego de volcar con el auto Nissan Tiida robado a la víctima, cuando circulaban a la altura de la localidad de Cañada Rosquín.

Carlos Pellegrini, la localidad donde se produjo el brutal homicidio

Al ser detenidos en el barrio Fisherton, de Rosario, la mujer y el joven indicaron que el crimen se produjo en el marco de un contexto de violencia de género.

El accidente ocurrió en horas de la medianoche del domingo, en el acceso a Cañada Rosquín, y madre e hijo fueron llevados a un hospital de la zona, del que huyeron en horas de la madrugada del lunes.

En tanto, los efectivos de la Policía local que intervinieron en el hecho, se percataron que madre e hijo no eran los dueños del auto, sino que el mismo pertenecía a un hombre domiciliado en Carlos Pellegrini, 180 kilómetros al oeste de Rosario.

Asesinado a puñaladas

Cuando una comisión policial se dirigió al lugar indicado por la tarjeta del vehículo, se encontraron con el dueño del mismo asesinado. Se trata de René Garnero, un productor rural de 78 años. Había sido ultimado a puñaladas.

Garnero, quien se había casado en dos oportunidades y tenía tres hijas, estaba conviviendo desde hacía algunos meses con la mujer, llamada Lucía y oriunda del barrio Fisherton.
Aparentemente, el crimen de Garnero se produjo después de la cena en el marco de una importante lucha.

El fiscal del caso, Carlos Zoppegni, a cargo de la causa, indicó al “Portal Pellegrinense” que “en la casa hay signos de defensa, el hombre iba de un lado a otro, se defendió como pudo”. “Además se verificó que faltaban un celular y el auto. Tenemos el dato que la mujer ya estaba viviendo allí pero no sabemos cuándo llegó el hijo”, expresó el instructor.

NOTICIAS DESTACADAS