Robó, lo persiguieron y escapó tirándose al agua desde el Puente Colgante

En horas de la siesta un ladrón ingresó a un kiosco ubicado en Laprida y Bv. Gálvez y tras sustraer 2.500 pesos se dio a la fuga. Un vecino y la policía  persiguieron al joven que se dirigió al Puente Colgante. Al verse cercado, se arrojó al agua. Fue hallado hora y media más tarde por Prefectura en la zona de desagües.


Redacción Aire Digital

Pasadas las 14 un joven ingresó a un kiosco ubicado en la esquina de Laprida y Bulevar Gálvez. El horario y el gran caudal de circulación, tanto de peatones como de vehículos, no impidieron el accionar delictivo que tuvo lugar en la zona y que terminó con su principal protagonista en el agua.

El insólito caso se registró minutos después de las 14.00 cuando un chico entró al comercio para solicitar que le cargaran agua en un envase.

Ante la respuesta positiva de parte de la empleada del lugar, el joven aprovechó el descuido de la mujer, que se encontraba de espaldas, para abalanzarse sobre la caja registradora y sustraer los 2.500 pesos que allí se depositaban. Ya con el botín en su haber y sin perder tiempo, el ladrón se dio a la fuga.

El robo se registró minutos después de las 14.00 en Bulevar Gálvez y Laprida.
El robo se registró minutos después de las 14.00 en Bulevar Gálvez y Laprida.

Un vecino y cliente del comercio que se encontraba a metros de la escena reaccionó y salió a la carrera del joven. Un llamado de alerta al 911 sirvió para que la policía se hiciera presente en ese momento y se sumara a la persecución.

El audaz delincuente se dirigió al Puente Colgante, desde donde ante el asombro de las personas que presenciaban la escena, se tiró hacia el agua con su botín.

A pesar del intenso rastrillaje que realizó la policía tras la caída del delincuente no lograron encontrarlo hasta una hora y media más tarde. El joven fue recapturado pasadas las 16.00 por personal de Prefectura, tras ser descubierto en los desagües de la zona en donde se había escondido.

Según pudo confirmar el móvil de Aire de Santa Fe, el delincuente habría descartado un arma de fuego al momento de arrojarse al agua. Esta aún no pudo ser encontrada.  El ladrón fue trasladado a la comisaría 3°.

NOTICIAS DESTACADAS