Descubrieron un complot para asesinar a Luis Paz en Coronda

Luis Paz

La Policía Federal detectó una llamada en la que dos presos se referían al posible crimen. Entre los impulsores del atentado estaría Ariel “Guille” Cantero, cabecilla de Los Monos.


Un plan para asesinar con una granada a Luis Paz, detenido en la cárcel de Coronda por el delito de narcotráfico, fue descubierto por la Policía Federal.

El complot contemplaba una retribución de un millón de pesos y una casa para los sicarios. Agentes de la fuerza lograron detectar una conversación telefónica en la que dos presos hablaban de un plan para asesinar al rosarino.

Tras la investigación policial y el pertinente alerta a las autoridades penitenciarias, el 21 de diciembre el empresario preso fue trasladado desde la cárcel de Coronda a la de Marcos Paz, en la provincia de Buenos Aires.

Paz fue detenido el mes pasado como acusado de ser “jefe de una asociación ilícita dedicada a la comercialización de droga y el lavado de dinero”.

Leer más ► Luis Paz, jefe de una banda de narco comandada desde un country santafesino

Entre los impulsores del atentado estaría una persona apodada “Anteojito”. Se sospecha sería Ariel “Guille” Cantero, uno de los cabecillos de la banda criminal “Los Monos”.

Leer más ► Procesaron a Luis Paz por organizar el tráfico de drogas

La palabra oficial

Durante la mañana, el subsecretario de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Juan Manuel Martínez Saliba, brindó una conferencia de prensa para aclarar las circunstancias en que fue conocido este plan.

El funcionario aclaró que la Provincia no recibió ninguna notificación por parte de las fuerzas federales, como así tampoco desde el Ministerio de Seguridad de la Nación o de la Justicia Federal. También sostuvo que el traslado del detenido a Marcos Paz se produjo por circunstancias ajenas al presunto plan para atentar contra su vida.

Martínez Saliba recordó que Luis Paz estuvo alojado durante 8 días en la cárcel de Coronda, en el pabellón 15, especialmente acondicionado para alojar internos de alto perfil. Durante ese período, estuvo solo en ese pabellón.

“Desde el arribo del Sr. Paz se tomaron todas las medidas necesarias resguardar integridad física del interno. Un día antes del traslado recibimos una comunicación que afirmaba que podían atentar contra su vida, pero quiero dejar en claro todas que las medidas de seguridad pertinentes habían sido tomadas con anterioridad. No obstante eso, se inició el protocolo de resguardo, que prosiguió hasta que se efectuó el traslado”, detalló el funcionario provincial.

Los motivos del traslado de Luis Paz

“El traslado del Sr. Paz a una unidad del sistema penitenciario federal se debió particularmente a que el detenido tiene una causa federal”, afirmó Martínez Saliba, y explicó que “en el caso de cada interno que ingresa a las cárceles de la provincia por causas federales, se solicita su traslado inmediato a una cárcel federal”.

Insistió en que el convenio entre el Estado santafesino y el Estado nacional estipula alojar 50 presos federales en las cárceles de la provincia, pero actualmente hay 650: “estamos sobrepasados en 600 internos. Por esto, inmediatamente, se pidió el traslado del Sr. Paz a una cárcel federal, como ocurre con cada preso federal que ingresa”, precisó.

El subsecretario de Asuntos Penitenciarios dijo también que “no obstante el presunto plan, las medidas de seguridad fueron pertinentes” y que “los niveles de seguridad en las cárceles de santa fe son los adecuados”. Además, respecto a la teoría de la granada como forma de atentar contra la vida de Paz, indicó: “No tuvimos ningún reporte de ingreso de elementos extraños, mucho menos de una granada”.

AUDIO | Conferencia de prensa

NOTICIAS DESTACADAS