Con las cuentas “en rojo”: estiman que el Municipio les debe $700 millones a las empresas de basura

El intendente Corral ayer dijo que deja una deuda “manejable”, pero Jatón advirtió que le entregarán una “ciudad en crisis” que debe unos $1.500 millones. Los números concretos de la deuda en el servicio de recolección de residuos.


Redacción Aire Digital

A la salida de la tercera reunión de la transición municipal, las declaraciones de Emilio Jatón, intendente electo, y el intendente José Corral contrastaron fuerte. El primero advirtió que le van a entregar una “ciudad en crisis”, el segundo aseguró que la deuda municipal es “manejable” y comprensible en el marco de la grave crisis de la economía argentina.

Es muy fácil saber quién dice la verdad, en el municipio están las planillas en las que se debería poder confirmar a cuánto trepa el rojo en las cuentas municipales. 

Leer también: Emilio Jatón, intendente electo: “Nos vamos pensando que vamos a recibir una ciudad en crisis”

Hasta el momento, Jatón y el equipo que participa de la transición asegura que los funcionarios municipales no les entregaron la información concreta y se están manejando con una estimación que preocupa: calculan la deuda en $1.500 millones y cerca de la mitad está vinculada con el atraso en los pagos a las empresas que participan de la recolección y gestión de la basura. Son Cliba y Urbafe, que recolectan la basura, y Milicic, que opera el relleno sanitario en la Circunvalación Oeste.

Aire de Santa Fe accedió a una documentación que prueba que la deuda con las empresas de basura es un problema serio. El 4 de septiembre, Cliba la envió al intendente José Corral una intimación de pago previa a la rescisión del contrato.

En la intimación, la empresa asegura que el Municipio le debe siete meses en concepto de “servicios mensuales”.

1-Febrero 2019:  $ 14.817.555.

2-Marzo 2019: $35.561.815.

3-Abril 2019: $41.565.735.

4-Mayo 2019: $42.541.030.

5-Junio 2019: $42.451.753.

6-Julio 2019: $44.605.681.

7-Agosto 2019: $44.500.000.

Este viernes vuelve a funcionar el servicio de recolección de basura de la empresa Cliba
Cliba es una de las dos empresas que presta el servicio de recolección de residuos en Santa Fe.

En total es una deuda de $266.043.569 (en ese momento eran exigibles $221.542.846 porque agosto acaba de finalizar) solo con Cliba, que además ahora supera con margen los $300 millones si se suma septiembre a la cuenta.

Según el equipo de Jatón, hay una deuda similar con Urbafe (otros $300 millones, como mínimo) y también se deberían unos $70 millones a la empresa que opera el relleno sanitario. Por eso calculan que el Municipio les debe cerca de $700 millones a las empresas que gestionan los residuos en la ciudad.

Cliba ya comenzó a dar señales -más allá de la intimación- de que analiza rescindir el contrato para recoger los residuos. El 22 de septiembre, como reportó Aire Digital, se llevó nuevo de los doce camiones que tenía en la ciudad y los reemplazó con unidades más viejas que la empresa trajo de la provincia de Buenos Aires.

Leer también: ¿Peligra la recolección? Sorpresivamente, Cliba se llevó nueve camiones de su base en la ciudad

Este martes, el móvil de Aire de Santa Fe confirmó que hay problemas con la recolección de residuos en algunas partes de la ciudad. Los vecinos de Sargento Cabral, en General Paz al 5600, aseguran que desde el jueves Cliba no recoge las bolsas de basura.

Durante la mañana de este martes, en el programa “Ahora Vengo”, se recibieron decenas de reclamos de vecinos que están desconformes con el servicio de recolección de residuos. Estos son solo cinco ejemplos.

– Una vecina de barrio Candioti Sur, a la altura de Balcarce al 1400, advirtió que anoche no hubo recolección en su zona.

– Otra persona de Guadalupe Oeste se comunicó para contar que no pasa el camión recolector de ramas y restos de podas hace semanas.

– Los vecinos de San Martín al 8000 también aseguran que en las veredas se amontonan las bolsas que dejan los barrenderos de las calles y nadie pasa a recogerlas.

– En República de Siria y la ciclovía también hay un minibasural, sumó otro vecino.

– En Gorostiaga, casi General Paz, también hay bolsas amontonadas y ramas tiradas.

Esta última foto la compartió una persona que circulaba por avenida Gorriti durante este martes:

NOTICIAS DESTACADAS