Tras el fallecimiento del joven baleado en barrio San Agustín II ampliaron la imputación de su agresor

Claudio David Alberto G. había sido imputado como autor de tentativa de homicidio calificado y tenencia ilegítima de arma de fuego, y se ordenó su prisión preventiva. A raíz del fallecimiento de la víctima, la fiscal Ana Laura Gioria le atribuyó la autoría de homicidio calificado.


 

Redacción Aire Digital

La fiscal Ana Laura Gioria amplió la imputación a un joven de 21 años al que le atribuyó la autoría del delito de homicidio calificado por el empleo de arma de fuego en perjuicio de Daniel Darío Espíndola. Fue en el marco de una audiencia llevada a cabo en los tribunales de la ciudad de Santa Fe ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Luis Octavio Silva.

Daniel Espíndola se encontraba hospitalizado desde el martes 9 de julio, cuando recibió un disparo que le ocasionó lesiones irreversibles en la médula espinal. El pasado domingo 11 el joven perdió la vida tras más de un mes de internación en la terapia intensiva del hospital Cullen. La fiscal explicó que “a raíz de la muerte de Espíndola, desde la Fiscalía ampliamos la atribución delictiva a Claudio David Alberto G. quien ahora es investigado como autor de homicidio calificado”.

Leer más ► “Estoy en el aire, no siento nada”, dijo el hombre que quedó parapléjico tras recibir un disparo

Caminaba por el lugar

La agresión a Espíndola se produjo en medio de un enfrentamiento armado. Los testimonios de los vecinos de barrio San Agustín II dan cuenta que durante la tarde del martes 9 de julio “los mismos de siempre” estuvieron intercambiando disparos en la zona de calles Misiones y Los Negruchos. La esposa de la víctima manifestó que cuando escucharon que los tiros habían cesado, salieron de la casa para realizar unas compras. Espíndola estaba con un cuadro gripal y querían comprar un tecito para calmar su cuadro.

Gioria detalló que “la víctima iba junto a su esposa e hija y fue impactado en el hombro con un disparo de un arma de fuego de puño. Sin embargo, la bala quedó alojada en el tórax y le produjo severas lesiones que, finalmente, le causaron la muerte 33 días después”.

“La atribución delictiva realizada al imputado es porque el joven actuó con conocimiento, asumiendo y aceptando la posibilidad de que podría provocar la muerte de cualquier persona que estuviera en el lugar”, argumentó la funcionaria del MPA.

Allanamiento y detención

“CDAG fue detenido en el marco de un allanamiento realizado –con la debida autorización legal– en su propia casa”, señaló Gioria. Asimismo, precisó que “se le secuestró un revólver calibre 22 que tenía bajo su custodia, sin autorización legal y que, según el informe técnico de la policía científica, es apto para el disparo. Por este motivo, también se le atribuyó la tenencia ilegítima del arma de fuego”.

NOTICIAS DESTACADAS