Varios policías de la Comisaría 5ª de Santa Fe, bajo la lupa de la Justicia

Tras varios reclamos de los vecinos y ciertas sospechas de encubrimiento, algunos efectivos de la seccional 5ta están siendo investigados por su proceder irregular.


Redacción Aire Digital

Los vecinos de los barrios Sargento Cabral, María Selva, Los Hornos, San Roque hace tiempo reclaman sobre los hechos de inseguridad de la zona. Muchos de ellos cuestionan incluso el accionar de algunos efectivos de la seccional 5ta.

La situación cobró mayor estado público hace algunos días, cuando un adolescente reconocido de la zona fue aprehendido tras el robo a una pollería. El joven ya tenía varios ilícitos en su haber siendo menor de edad, pero ahora debe empezar a responder ante la justicia ordinaria.

Nicolás denunció públicamente y ante asuntos internos el proceder irregular de la seccional 5ta ante el hecho delictivo que el joven presuntamente cometió en el local comercial de su hija.

Leer más ► Grave denuncia contra policías de la Comisaría 5ª

¿Robo o encubrimiento?

La fiscal en turno del 5 de junio fue notificada en horas del mediodía que tras una requisa perpetrada en la vivienda del joven se había recuperado el freezer robado horas antes en la pollería.

El sospechoso fue trasladado hasta la seccional. La fiscal dispuso su libertad y se le inició una causa por encubrimiento, ya que no había elementos para vincularlo directamente con el hecho del robo.

Pero tras la denuncia en asuntos internos se habría detectado que el sospechoso ya había sido detenido previamente, en horas de la madrugada. Esta aprehensión no fue notificada a ningún fiscal en turno y el joven fue liberado sin orden judicial.

Ahora la justicia intenta determinar si este proceder fue realizado intencionalmente para beneficiar la situación procesal del  joven sospechoso.

Otra detención irregular

A la semana siguiente, el mismo adolescente volvió a ser detenido tras perpetrar un robo a una anciana vecina de la zona, mujer a la que ya habría asaltado previamente.

En este caso, nuevamente las irregularidades en el proceder policial beneficiaron al sospechoso, que fue puesto en libertad. De todos modos, la fiscal en turno fijó fecha de audiencia imputativa para el adolescente, a quien le atribuirá el encubrimiento del caso anterior, y el presente hecho delictivo.

Mientras tanto, se dispuso que el joven fije domicilio en otro lugar alejado del barrio, ya que vivía a la vuelta de la seccional 5ta.

Además, se le prohibió acercarse a menos de mil metros de la comisaría y de las víctimas.

Está previsto que el próximo 21 de junio deba presentarse junto a su abogado particular en la sede del MPA para ser imputado por estos hechos y deba empezar finalmente a rendir cuentas ante la justicia.

NOTICIAS DESTACADAS