Nueva Zelanda: rescatan a un bebé flotando sólo en el agua

nueva zelanda

Gus Hutt nunca va a olvidar sus recientes vacaciones en la playa Matata, de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Mucho menos el día que decidió salir a pescar al océano y vio una pequeña figura que flotaba en el agua. Primero pensó que era una muñeca olvidada en el mar, pero al acercársele y tocarla se le erizó la piel.

Leer más► Publican decreto para que expresidentes dejen de recibir pensiones

No podía dar crédito a lo que estaba viendo. Un bebé de 18 meses emergía entre las olas. “Pensé que era una muñeca. Incluso cuando lo alcancé y lo agarré del brazo, todavía pensaba que era una muñeca”, según un reporte de la BBC News Asia sobre esta historia, dada a conocer originalmente en el diario local NZ Herald.

El hecho ocurrió en los últimos días de octubre, pero aún Gus Hutt no se recupera del rescate milagroso del que fue protagonista. Sobre todo, porque el pequeño logró sobrevivir a una experiencia única.

“Su cara parecía de porcelana, con su pelo corto humedecido, pero luego soltó un pequeño chillido y pensé: ‘Oh, Dios, esto es un bebé y está vivo’”, recuerda Hutt, quien pasaba sus vacaciones en Murphy’s Holiday Camp, ubicado en la ciudad costera de Matata.

Hutt relató a la prensa que el día del suceso (el 26 de octubre último) decidió salir a pescar bien temprano en la mañana, a las 06:15 hora de Nueva Zelanda.

Aunque siempre solía pescar en un mismo lugar de la playa, ese día decidió ir a otro diferente. Escogió ir a unos 100 metros a la izquierda del punto donde habitualmente pescaba.

Cuenta además que vio al niño flotando en el agua, después de revisar sus líneas de pesca. “Estaba flotando a un ritmo constante. Si hubiera demorado un solo minuto más, no lo habría visto”, dijo Hutt, quien reconoce que el bebé tuvo mucha suerte. “No estaba destinado a irse aún de este mundo. No era su momento”.

Tras el milagroso rescate, la esposa de Hutt alertó al personal del campamento del hallazgo en el mar. De inmediato dieron cuenta a los servicios de emergencia e informaron que allí se hospedaba una pareja con un bebé.

“Al parecer, el bebé estaba muy emocionado de estar en la playa. Fue su primera noche en quedarse aquí. Nos visitaban por primera vez “, detalló a la BBC Rebecca Salter, copropietaria de Murphy’s Holiday Camp.

“Hutt, que es pescador y uno de nuestros clientes habituales, vio al bebé. Cuando nos lo trajeron, lo envolvimos en toallas. La esposa de él le informó a los padres del bebé”, explicó Salter.

El pequeño se escapó de la tienda de sus padres al romper la cremallera. Luego se dirigió al océano. Su mamá se llevó un susto mayor que el de Hutt, cuando le informaron que habían encontrado a su pequeño flotando solo en el agua.

Sin poder dar crédito a lo que les estaban contado sobre la “aventura” de su pequeño de 18 meses, los padres del bebé le agradecieron a los Hutts el haber rescatado a su hijo de una muerte inminente.

“Fue un shock para todos. Fue un resultado muy, muy afortunado … podría haber sido un incidente muy trágico”, comentó Salter. “Es un milagro”.

Según refiere la BBC, la policía local de Whakatane les confirmó que atendieron esa emergencia, que por suerte no tuvo un trágico final. El bebé vivirá para contarlo. Sus padres también, pero sobre todo recordarán, por el resto de sus días, que ninguna medida es poca para garantizar la seguridad de su pequeño en la playa.

Noticias Destacadas