El día que bombardearon el Vaticano

bombardeo vaticano

El 5 de noviembre de 1943 hubo un fuerte ataque a la Santa Sede, que de milagro no provocó una tragedia. Quién estuvo detrás del atentado y por qué lo hizo.


Cuando la locura se desata, ni Dios se salva. O, al menos, el Vaticano. Este mes se cumplen 75 años de un hecho poco conocido: el bombardeo al Estado más pequeño del mundo. Fue en 1943, durante la II Guerra Mundial.

Sucedió exactamente el 5 de noviembre a las 20:10. Cuando un avión comenzó a volar a baja altura sobre el Vaticano y, de pronto, arrojó cinco bombas. De las cuales, cuatro cayeron en suelo papal, aunque una no explotó.

El libro que marca los detalles

El sitio oficial de la oficina de prensa vaticana días pasados dio por primera vez detalles del hecho con motivo de la presentación del libro del periodista Augusto Ferrara “1943: Bombas sobre el Vaticano”.

El libro –que se originó tras el hallazgo por parte de su autor en un mercado de antigüedades de Verona de cuarenta fotos del hecho- fue presentado por el gobernador del Estado vaticano, monseñor Giovanni Lajolo.

bombardeo vaticano
BOMBARDERO. Para el ataque al Vaticano se se usó un avión SIAI Marchetti S.M. 79 (Prensa Vaticano).

El resumen del sitio de la Santa Sede sobre los datos que brinda el libro precisa que la primera bomba explotó cerca de la estación de ferrocarril; la segunda golpeó el laboratorio de Mosaicos en su totalidad, causando enormes daños y destruyendo un patrimonio artístico de gran valor.

La tercera bomba destruyó un lado del edificio del Governatorato, alcanzando algunas oficinas. Finalmente una cuarta bomba estalló en la plaza de Santa Marta rompiendo los cristales traseros de la basílica de San Pedro.

Leer más ► Hallan restos humanos en el Vaticano y se reabre un misterioso caso que data de 1983

Quiénes estuvieron detrás del ataque

Ahora bien: ¿quién estuvo detrás del sorpresivo bombardeo? ¿Y cuál era el objetivo de atacar a un minúsculo Estado inerme? El autor expone sus propias conclusiones sobre aspectos nunca debidamente aclarados.

Sobre la autoría, se barajó la posibilidad de que fueron los anticlericales fascistas italianos, los nazis-facistas para echarles la culpa a los aliados, los nazis para amedrentar al Vaticano y una facción de sacar al Papa de Roma con el pretexto de protegerlo.

Para Ferrara, detrás del ataque estuvieron los fascistas italianos a través del líder Roberto Farinacci. Transcribe una conversación telefónica de un funcionario de la Santa Sede de la época que lo confirma.

Farinacci –un furioso racista y anticlerical, que fue ejecutado en 1945 por los partisanos- participó directamente, ya que consiguió un avión y un piloto y voló desde la cercana Viterbo.

bombardeo vaticano
INVESTIGACIÓN. Autoridades del Vaticano analizan los destrozos de la Santa Sede (Prensa Vaticano).
Por qué bombardear el Vaticano

En cuanto al motivo, Ferrara tampoco tiene dudas: se quería destruir las instalaciones de Radio Vaticana. Ya que los fascistas creían que enviaba mensajes militares cifrados a la resistencia italiana.

Si bien el hecho tuvo repercusión en la prensa en los días siguientes, como se desató una guerra entre los Estados Unidos, Alemania y el régimen fascista, que se culpaban mutuamente del hecho, el entonces Papa Pío XII ordeno a la Iglesia llamarse a silencio para no atizar más los odios.

A 75 años de los hechos, un poco más de luz se arroja sobre ellos. Y siempre es saludable que ello ocurra, no para desatar nuevos odios, sino para aprender de la historia.

Cabe preguntarse si los nubarrones de una nueva guerra se disiparon totalmente casi un siglo después o si persiste el riesgo cuando resurgen los nacionalismos exacerbados y los grupos neo nazis.

El bombardeo al Vaticano no terminó en una tragedia de milagro. Pero fue indicativo de que cuando la locura se desata, ni Dios se salva.

Fuente: TN

NOTICIAS DESTACADAS