menu
search
Negocios y empresas | Emprendedores en Santa Fe | Emprendedores Santafesinos | Santa Fe

Emprendedores en Santa Fe: Flor Rico, una marca que diseña prendas clásicas con detalles únicos, en talles inclusivos

Florencia, su diseñadora, se cansó de no tener opciones de ropa en talles grandes y decidió lanzar una marca que responda a esa necesidad. A continuación su historia como emprendedora.

La Ley de Talles Nº 12.841 fue promulgada a fines de 2014 en la provincia de Santa Fe, y establece que "las empresas industriales radicadas en el ámbito de la Provincia, cuya actividad sea la fabricación de indumentaria femenina, deberán confeccionar las prendas en todos los talles necesarios para cubrir las medidas antropométricas de la mujer adolescente". Sin embargo, son muy pocas las marcas y negocios en la ciudad que cumplen la ley. Flor Rico, una diseñadora de indumentaria, se propuso poder responder a esa necesidad de ropa para jóvenes en talles reales y lanzó su propia marca que lleva su nombre.

Empezó estudiando arquitectura y no le gustó, entonces comenzó la carrera de diseño de indumentaria, porque a sus 18 años le era difícil encontrar ropa acorde a su talle. “Me llamaba mucho la atención la ropa, el diseño, dibujar, hacer cosas con las manos. Hice la carrera en Paraná y cuando me recibí decidí largar la marca, empecé haciendo para mí y después para vender”, contó a Aire Digital.

Flor Rico emprendedores santafesinos 4jpeg
Flor Rico es una diseñadora de indumentaria santafesina de 31 años, que lleva adelante su emprendimiento desde 2013.

Flor Rico es una diseñadora de indumentaria santafesina de 31 años, que lleva adelante su emprendimiento desde 2013.

“La idea siempre fue hacer opciones de ropa clásica, básica, pero que tenga detalles románticos, y poder brindar una buena variedad de talles”, explicó. “Si bien quiero ir incorporando talles de a poco, tengo tres que son reales, acordes a la ley que se aprobó pero no se aplica”, agregó.

La joven aseguró que de la ropa que le gustaba en los negocios nunca encontraba talle para ella. Entonces, se propuso poder ofrecerle a alguien con un cuerpo más grande más talles de la misma prenda, "para que no tenga que ir a buscar ropa al mismo lugar que su abuela".

Otro factor relevante de la marca es que mantiene precios accesibles. “Obvio que hacer un talle más chico consume menos tela, lleva menos tiempo de costura, pero tampoco es una diferencia enorme hacer talles más grandes. Cada modelo tiene el mismo precio, prefiero promediar todo y ser más igualitaria”, explicó Rico.

Flor Rico emprendedores santafesinos (3).jpeg
Flor Rico tiene su perchero en Casa Venus.

Flor Rico tiene su perchero en Casa Venus.

Arrancó con el emprendimiento en 2013 y tuvo un crecimiento progresivo, que logró fidelizar su público y su clientela. El emprendimiento busca que la mujer se sienta cómoda y linda con una sola prenda, que pueda usar diariamente para ir a trabajar o a la noche para salir, sea del talle que sea.

A nivel personal, considera que para ella “el empredimiento es todo” y confesó: "Cada prenda que hago tiene algo de mí, pienso mucho en el gusto de mis clientas, me hace feliz que ellas sean felices, que amen lo que hago, las reacciones son re amorosas siempre, entonces es aportar un granito de arena a la felicidad de alguien", aseguró

Leer más ► Chenzi: la marca que busca romper con lo establecido

A la hora de crear una la prenda, lo primero que hace es elegir las telas y los colores, y en base a eso diseña. Hay algunos casos particulares en los que primero dibuja el diseño y después busca la tela hasta encontrarla, pero en la mayoría de las ocasiones -y más ahora en pandemia, cuando es más difícil conseguir las telas- los hace espontáneamente. “Elijo una paleta, los textiles que voy a usar, me gustan mucho las telas planas como la fibrana”, explicó.

Un factor distintivo de la marca es que Flor lava la fibrana antes de cortarla. Así, garantiza que la prenda no se achique luego de ser confeccionada. Es un proceso que realiza para que la prenda quede tal cual la vende y es bastante tedioso: "A veces son 15 metros de tela, que los dejo ocho horas en remojo, y después lo cuelgo. Cada vez se hace más difícil porque hago más metros de tela, y la tela mojada pesa una tonelada, además la extiendo en el patio de mi casa", explicó.

En octubre de 2019, Flor inauguró junto a otros cuatro emprendedores un showroom llamado Casa Venus en el sur de la ciudad, y luego invitaron a otros emprendimientos a formar parte. Explicó que "la idea es ayudarnos a crecer entre todos. Buscamos poder instalar un lugar en Santa Fe donde se encuentre el trabajo de varios diseñadores locales y así potenciaron mutuamente".

Flor Rico emprendedores santafesinos (1).jpeg
Casa Venus es un espacio en el sur de la ciudad donde 10 emprendedores santafesinos venden sus productos.

Casa Venus es un espacio en el sur de la ciudad donde 10 emprendedores santafesinos venden sus productos.

Además aclaró que se llama Casa Venus porque la idea es "que la gente se sienta en casa, en un lugar cómodo, agradable: no que tenés que venir con el compromiso de comprar", y que "no hay rivalidades de ventas ni de nada, la que está vendiendo intenta vender lo que sea, no solamente sus propios productos".

Para el futuro de la marca tiene pensado agrandar la curva de talles, poder ofrecerle productos a la mayor cantidad de cuerpos posible. También proyecta comenzar con la venta mayorista y llegar a otros lugares fuera de la ciudad.

Leer más ► Tank: el emprendimiento santafesino que diseña luminarias con tecnologías 3D

A la hora de darle un consejo a los emprendedores que recién están empezando, la joven sugiere "que se arriesguen" y afirma que "emprender vale la pena". Y, sobre todo, apunta que es muy importante "escuchar mucho al público": "Es el que va a marcar el camino. Uno puede empezar con una idea, con lo que sea, pero el público siempre va a terminar de formarlo", aseguró y agregó que "hay que animarse. Si no sale a la primera y realmente uno lo quiere, hay que seguir intentando y hay que darle tiempo también".

Flor Rico emprendedores santafesinos (2).jpeg
Casa Venus está ubicada en Monseñor Zaspe al 3000.

Casa Venus está ubicada en Monseñor Zaspe al 3000.

Desde que empezó con la marca hasta que vio los frutos pasó un año, pero tuvo la suerte de que la respuesta del público sea bastante instantánea y que cada vez haya logros más grandes. “Es seguir intentando, no es fácil emprender, en Santa Fe pasa que mucha gente sigue prefiriendo comprar marcas o en locales tradicionales, lo que no está mal. Hay público para todo, pero está bueno el hecho de darle trabajo a la comunidad de Santa Fe", aseveró.

La joven reflexionó también que "emprender también tiene que ver con hacer empresas más sustentables, con ser más consciente a la hora de producir y de consumir, yo por ejemplo trato de donar todo lo que me queda. Lo publico y lo buscan para hacer cuchitas de perros o para rellenos de almohadones. La industria textil es de las más contaminantes, entonces busco por lo menos ayudar con una mínima cuota", concluyó.

Últimas Noticias