sábado 23 de enero de 2021
MUNDO | Indonesia | Coronavirus |

La cruda foto que eligió la National Geographic para exponer el drama del coronavirus

La imagen fue captada por un reportero gráfico en un hospital de Indonesia. El país asiático registra más 90.000 contagios y contabiliza 4.459 muertes desde el inicio de la pandemia.

El efecto coronavirus deja innumerables postales llamativas y sorprendentes. Una de ellas fue difundida por un fotoperiodista, que realiza algunos trabajos para la prestigiosa revista National Geographic. Joshua Irwandi, un reconocido reportero gráfico que nació en Yakarta ( Indonesia) en 1991, se puso en boca de todos por su flamante último trabajo publicado en redes. El muchacho comenzó un singular seguimiento a los trabajadores de la salud de su país durante la pandemia y capturó con su cámara una escena que provocó reacciones varias.

image.png

Fotografiar a las víctimas del coronavirus en Indonesia es el proyecto más desgarrador y espeluznante que he hecho. En mi mente en ese momento sólo pensaba que lo que le pasó a esta persona podría pasarle a la gente que amo, a la gente que todos amamos”, contó Irwandi.

El cuerpo de una presunta víctima del Covid-19 yace en un hospital indonesio. Tras la muerte del paciente, las enfermeras envolvieron el cuerpo en capas de plástico y aplicaron desinfectante para prevenir la propagación del virus”, reza el epígrafe de la foto que saldrá impresa en la edición de agosto de la prestigiosa revista.

El registro del espeluznante momento fue registrado en un nosocomio del país asiático, y en él no se logra determinar ni el género ni la edad de la víctima del virus, que hasta el momento a causado estragos en una nación con 270 millones de habitantes.

La foto generó polémica en las redes sociales

La postal recibió todo tipo de comentarios, siendo los más hostiles una constante. Un conocido cantante acusó a Irwandi de "fabricar la noticia", argumentando que el Covid-19 "no era tan peligroso", y opinó que "un reportero no debería ser autorizado a tomar una foto en un hospital si la familia no podía ver a la víctima".

Asimismo, otro sector acusó a Irwandi de montar la foto con un maniquí y lo llamó “esclavo” de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según informó National Geographic, el fotógrafo de 28 años incluso recibió amenazas. “Se han publicado detalles de mi vida privada sin mi permiso”, alertó el joven, y lamentó que la atención se haya “desviado mucho de la intención periodística” de su fotografía.

Por otro parte, el fotoreportero recibió el apoyo de la asociación nacional de fotoperiodistas en Indonesia. Ellos respondieron que la imagen cumplía con los estándares periodísticos y exigieron que el cantante se disculpara, lo cual hizo posteriormente.