martes 7 de abril de 2020
Moda |

Cómo cuidar tus pantalones de jean

Para conservar el color del lavado original del pantalón y preservar su diseño, procuraremos lavarlo del revés y abrochado. De esta forma protegeremos también los botones y las cremalleras.

Si hay una prenda de ropa que usamos de forma regular son los pantalones vaqueros o los jeans. Nos encantan y son una pieza básica en nuestro vestuario de línea más informal.

Ahora bien, el problema que tenemos casi siempre con ellos es que tememos lavarlos por miedo a que pierdan su color o que su diseño se vea alterado con el uso de determinados productos. ¿Qué podemos hacer?

image.png

La mezclilla natural es el textil más puro de sus variantes (comparado con mezclilla deslavada o con efectos de estampados). Las características de este tipo de mezclilla es su color “original” en azul índigo, ligeramente más rígido.

Leer más ► Conocé los modelos de jeans que serán tendencia este otoño-invierno

Un buen par de pantalones en denim crudo puede convertirse en una de las mejores inversiones funcionales y utilitarias de tu clóset. Sin embargo, el cuidado de la prenda debe contar con algunas medidas muy puntuales.

¿Cuál es el modo más adecuado de lavar nuestros jeans para que luzcan igual de fabulosos que el primer día?

El lavado de los pantalones de mezclilla nuevos, siempre trae consigo una sensación extraña que nos hace creer que en ese momento la pieza deja de ser nueva.

image.png

Hay quien prefiere tardar un poco en llevarlos a la lavadora, por temor a que pierdan su color. O más aún, en ocasiones, nos da miedo que ese tipo de jeans decorados con lentejuelas o brillos que tanto nos gustan pierdan también sus diseños.

Claro que esto es un rango predeterminado, aunque sí es importante retrasar la limpieza con agua por las siguientes razones: no se interrumpe el proceso de ajuste y armonía de la prenda sobre el cuerpo.

Leer más ► Los cinco colores de jeans que debes tener en tu clóset

También, el tono original de la mezclilla permanece por mucho más tiempo y los desgastes o degradados que se hacen de forma mecánica en los pantalones de moda rápida, se vuelven mucho más orgánicos.

image.png

En un recipiente grande y extenso, vierte agua tibia y media tapa de detergente ecológico, para, finalmente, sumergir el pantalón durante una hora. No es aconsejable generar fricción en el textil, pues muchas veces la mezclilla se estropea.

image.png

Posterior al lavado extiende la prenda perfectamente, impidiendo casi por completo arrugas y dobleces. Realiza esta operación en un día cálido y en una zona ventilada, evitando la exposición directa y prolongada al sol.