domingo 22 de mayo de 2022
Internacionales Boris Johnson |

La mayoría de los británicos cree que Boris Johnson debería dimitir tras polémica fiesta en pleno confinamiento

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, se somete este miércoles en Londres a la sesión de control del Gobierno en la Cámara de los Comunes entre críticas de la oposición y grandes presiones para dar explicaciones.

La mayoría de los británicos considera que el primer ministro, Boris Johnson, debería dimitir, según indican varios sondeos publicados este martes después de confirmarse que en mayo del 2020, durante el primer confinamiento, se organizó una fiesta multitudinaria en el jardín de su residencia y despacho oficiales en Downing Street, a la que presuntamente asistieron él y su mujer.

El primer ministro se somete este miércoles en Londres a la sesión de control del Gobierno en la Cámara de los Comunes entre críticas de la oposición y grandes presiones para dar explicaciones.

Una encuesta realizada por Savanta ComRes entre 1.040 adultos después de que el canal ITV informara de este evento —convocado por mail el secretario del jefe del Gobierno, Martin Reynolds— señala que un 66% de los entrevistados (y un 42% de los votantes conservadores) considera que el líder "tory" debe dejar su cargo.

Boris Johnson
El Gobierno británico ha encajado un chaparrón de críticas y fortísimas presiones para que el primer ministro dé explicaciones por la fiesta.

El Gobierno británico ha encajado un chaparrón de críticas y fortísimas presiones para que el primer ministro dé explicaciones por la fiesta.

Un 65% opina que Reynolds, que invitó por correo electrónico a un centenar de colegas para tomar algo en la sede gubernamental "aprovechando el buen tiempo", también ha de abandonar su puesto.

Otro sondeo de YouGov para Sky News difundido este martes señala que un 56% piensa que Johnson tiene que dimitir, mientras que un 27% dice que ha de seguir al frente del Ejecutivo y un 17% está indeciso.

Presiones para que Jonhson dé explicaciones

El Gobierno británico ha encajado un chaparrón de críticas y fortísimas presiones para que el primer ministro dé explicaciones por la fiesta. Acosado por la última revelación, Johnson se somete este miércoles en Londres a la sesión de control del Gobierno.

Scotland Yard confirmó que valora poner en marcha una investigación para indagar en el evento, convocado el 20 de mayo de hace dos años, cuando la ciudadanía acataba estrictas normas dictadas por el propio Gobierno, que restringían el contacto con otras personas.

El Gobierno británico ha encajado un chaparrón de críticas y fortísimas presiones para que el primer ministro dé explicaciones por la fiesta.

La fiesta del 20 de mayo de 2020 se suma a otros actos organizados en Downing Street durante los dos periodos de encierro ese año, que fueron destapados por la prensa y que ahora investiga la alta funcionaria Sue Gray, que determinará si el Gobierno rompió las estrictas normas impuestas para contener la pandemia.