jueves 9 de abril de 2020
Internacionales | Estados Unidos | Donald Trump | Irán

Comenzó en Estados Unidos la batalla electoral demócrata para vencer a Trump en noviembre

Con el veterano senador Bernie Sanders al tope de los sondeos, el caucus (asamblea) de Iowa llegó tras una campaña demócrata que costó más de 1.000 millones de dólares, incluyó siete debates e incontables actos y coincidió con un esfuerzo por remover a Trump mediante un juicio político en el Congreso.

Miles de estadounidenses participaban esta noche del famoso caucus del estado de Iowa, inicio de la temporada de internas para definir los candidatos a la Casa Blanca y primer veredicto sobre qué demócrata estaría mejor posicionado para vencer al mandatario republicano Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Con el veterano senador Bernie Sanders al tope de los sondeos, el caucus (asamblea) de Iowa llegó tras una campaña demócrata que costó más de 1.000 millones de dólares, incluyó siete debates e incontables actos y coincidió con un esfuerzo por remover a Trump mediante un juicio político en el Congreso.

bernie-sanders.jpg
En su segundo intento tras otro fallido en 2016, Sanders, de 78 años y líder del ala más izquierdista del Partido Demócrata, busca la candidatura presidencial.

En su segundo intento tras otro fallido en 2016, Sanders, de 78 años y líder del ala más izquierdista del Partido Demócrata, busca la candidatura presidencial.

En su segundo intento tras otro fallido en 2016, Sanders, de 78 años y líder del ala más izquierdista del Partido Demócrata, busca la candidatura presidencial subido a la ola de una serie de recientes encuestas que lo muestran como el preferido de los votantes y que hicieron sonar alarmas en el establishment de la agrupación.

Pese al históricamente diverso pelotón de hombres y mujeres de color y de jóvenes candidatos poco conocidos en Washington que enfrenta Sanders, su principal retador pertenece a la vieja guardia del partido: el ex vicepresidente y también septuagenario Joe Biden.

Con el veterano senador Bernie Sanders al tope de los sondeos, el caucus (asamblea) de Iowa llegó tras una campaña demócrata que costó más de 1.000 millones de dólares, incluyó siete debates e incontables actos y coincidió con un esfuerzo por remover a Trump mediante un juicio político en el Congreso.

"Si la participación es alta, si se involucra la gente que usualmente no se involucra; si participan los jóvenes, los trabajadores, podemos no solo ganar, sino ganar en grande", dijo Sanders, senador por el estado de Vermont, en un acto anoche en Iowa, informó CNN.

En un año electoral típico, el caucus de Iowa absorbe toda la atención política del país.

Sin embargo, a nueve meses de las elecciones, esta temporada de internas, que incluirá elecciones en los más de 50 estados y territorios estadounidenses durante cinco meses, no tiene precedentes en muchos sentidos.

joe-biden.jpg
El principal retador de Sanders, Joe Biden, pertenece a la vieja guardia del partido.

El principal retador de Sanders, Joe Biden, pertenece a la vieja guardia del partido.

En especial, sobre el proceso se cierne el impeachment a Trump, que está llegando a su fin con su absolución prácticamente asegurada en el Senado de mayoría republicana.

Tres senadores -Sanders, la también progresista Elizabeth Warren y la centrista Amy Klobuchar-, enfrentaron el extraordinario escenario de haber pasado gran parte de las últimas dos semanas atados a Washington por el juicio político, reduciendo fuertemente su presencia y su contacto con los votantes en Iowa.

La crisis militar con Irán de enero pasado, la persistente disputa comercial con China, el brote de coronavirus que tiene en vilo a medio planeta y hasta el Brexit también quitaron protagonismo y portadas de diarios a los precandidatos demócratas, en un fuerte contraste de la gran atención mediática que, para bien o para mal, concita siempre Trump.

El presidente técnicamente cuenta con tres retadores, pero son poco conocidos y tienen escasos recursos, por lo que se da por descontado que ganará la interna y será proclamado candidato republicano en la convención nacional del partido en Charlotte, Carolina del Norte, en agosto.

La interna demócrata culmina en julio, cuando los delegados que irán a la convención nacional de Milwaukee, Wisconsin, decidirán quién compite con Trump en las generales.

Los demócratas confían en que el deseo común de desbancar a Trump los unirá y reparará cualquier herida que dejen las internas. Pero por ahora cada uno está enfocado en vencer al otro y obtener la nominación.

Leer más ► El Senado de EE. UU. rechazó continuar con el juicio político a Trump y garantizó su absolución

Los votantes no eligen directamente a los candidatos de sus partidos, sino a delegados que representan a esos postulantes y que se reúnen luego en las convenciones para formalizar las nominaciones. Cada estado pone en juego un cierto número de delegados.

Al caucus de Iowa seguirán las primarias en New Hamphisre, ocho días después.

Un caucus es un conjunto de reuniones privadas de algunas horas de duración organizado por cada partido donde los participantes eligen a los delegados a mano alzada, mientras la primaria es una elección tradicional de todo un día organizada por cada estado.

Los resultados en Iowa, en el medio-oeste estadounidense, y New Hampshire, dos estados pequeños y con una población predominantemente blanca, por lo general determinan el resto de la carrera.

Desde 1976, solo dos aspirantes que se alzaron con la victoria en Iowa no llegaron a ser el candidato presidencial de su partido.

Leer más ► El mapa interactivo que muestra en tiempo real el avance del coronavirus

New Hampshire es igualmente importante. Desde 1952, solo tres postulantes de cada partido perdieron en el estado del noreste del país y luego fueron los candidatos.

Otro candidato demócrata a tener en cuenta es el multimillonario Michael Bloomberg, ex alcalde de Nueva York, quien se salteará las primeras votaciones y irá directamente al "supermartes" del 3 de marzo, cuando elecciones en 16 estados o territorios repartirán el 40% de los delegados del partido.