menu
search
Internacionales Nicaragua | Centroamérica | Caribe

Alerta y evacuaciones en Centroamérica por la llegada de la tormenta tropical Bonnie

Bonnie se localizaba a 160 kilómetros al este-sureste de Bluefields, principal puerto de la costa del Caribe sur de Nicaragua, donde las autoridades agilizaban los planes de evacuación.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos pronosticó que la tormenta tropical Bonnie tocará tierra este viernes por la noche en las costas de Nicaragua y Costa Rica, y que avanza a 28 km/h con vientos de 75 km/h por lo que los pobladores ya empezaron a evacuarse a refugios al estimarse que la marejada podría elevarse de 1 a 3 pies sobre el nivel normal de la costa.

Bonnie se localizaba a 160 kilómetros al este-sureste de Bluefields, principal puerto de la costa del Caribe sur de Nicaragua, donde las autoridades agilizaban los planes de evacuación. "Se espera que Bonnie se fortalezca antes de que toque tierra esta noche. Después de tocar tierra, es probable que se debilite a corto plazo, pero que se fortalezca más tarde este fin de semana y para principios de la próxima semana sobre el este del Pacífico", precisó el CNH.

Ante ello, el sistema de prevención de desastres de Nicaragua, Sinapred, declaró una alerta verde y amarilla "por los daños que pueda ocasionar la tormenta tropical Bonnie al momento de su impacto, tránsito y salida por las costas del Pacífico".

Mientras, se realizaron evacuaciones en todo el país cumpliendo con los planes "con mucha seriedad y serenidad (...) para defender la vida", dijo la vicepresidenta Rosario Murillo a medios oficiales.

tormenta bonnie2.jpg
Bonnie se localizaba a 160 kilómetros al este-sureste de Bluefields, principal puerto de la costa del Caribe sur de Nicaragua, donde las autoridades agilizaban los planes de evacuación.

Bonnie se localizaba a 160 kilómetros al este-sureste de Bluefields, principal puerto de la costa del Caribe sur de Nicaragua, donde las autoridades agilizaban los planes de evacuación.

En Bluefields, una importante ciudad portuaria de casi 60.000 habitantes, continuaban las medidas de prevención. Se establecieron 34 albergues y se visitaron los puntos críticos que requerirán ser evacuados, dijo el portavoz de la Cruz Roja del Caribe sur, Denis Bravo.

Pobladores de comunidades de Río Maíz y Monkey Point, al sur de Bluefields, se trasladaron anoche y esta mañana hacia albergues.

"Estamos trayendo a la gente de Monkey Point porque sabemos que el viento por esos lados será fuerte y ellos están cerca del mar", afirmó la vicealcaldesa de Bluefields, Carla Martín.

Soldados trasladaron en lanchas a mujeres y niños de Monkey Point, ubicado a unos 15 km al sur de Bluefields y donde se estima viven unas mil personas.

Transportistas y pescadores llevaron sus embarcaciones a un lugar seguro, mientras la población terminaba de abastecerse con víveres y plásticos.

En tanto, Costa Rica elevó el estatus de "vigilancia de tormenta tropical" a "alerta" para una parte de su costa en el Pacífico, aunque por ahora descarta riesgos en su territorio.

Unas 700 personas han sido evacuadas de zonas caribeñas, preventivamente.

El Salvador emitió una alerta verde, de observación, anticipando un "fortalecimiento" del viento y las lluvias intensas al paso de Bonnie por territorio centroamericano.

En noviembre de 2020 los huracanes Eta y Iota golpearon a Centroamérica en un lapso de 15 días de diferencia uno con otro. Ambos fenómenos dejaron al menos 244 muertos por deslaves e inundaciones y 2,5 millones de afectados.