*/ Marfeel
martes 21 de junio de 2022
Gritos de la Tierra Ambiente |

La crisis climática obliga a repensar una nueva economía, con eje en la sustentabilidad

El debate sobre la transición hacia un mundo con menores emisiones contaminantes es urgente. El papel del sector privado se analizó en una conferencia en Rosario.

“Si nada cambia en 2050 precisaremos 2,5 planetas Tierra para satisfacer nuestra demanda de recursos naturales. Esto es imposible, tenemos que cambiar nuestro modelo de desarrollo porque la naturaleza no es infinita. Los recursos tienen un límite, esa es la realidad y hay que verla”. Sin eufemismos, el economista Sebastián Bigorito, director del Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (CEADS), abrió el ciclo de Conciencia Ambiental organizado por la asociación civil Moverse con la lupa puesta sobre las energías renovables y la economía circular como camino para que los actores privados asuman su parte en un escenario global de crisis climática acelerada.

A 50 años de la Conferencia de Estocolmo, primer gran esfuerzo internacional para avanzar en una agenda común ambiental, los gases contaminantes en la atmósfera son más elevados que nunca y el planeta ya está 1.2 grados por encima del promedio de temperatura anterior a la revolución industrial.

“Queda poco tiempo para corregir el rumbo, para 2050 debemos ser carbono neutrales porque nos estamos comiendo los recursos, no sus beneficios. Hay que cambiar ya”, agregó el especialista, quien participó de una jornada de debate junto representantes del sector privado como Elisabet Williams (ArcelorMittal Acindar), María de los Ángeles Milicic (Milicic) y Federico Pucciarello (Rosario BioEnergy), con moderación de la presidenta de Moverse Gricel Di Bert y del abogado ambientalista Marcelo Terenzio.

Conferencia ambiente Rosario.jpeg
En Rosario se organizó una conferencia para debatir sobre la responsabilidad de las empresas para avanzar hacia una economía más verde.

En Rosario se organizó una conferencia para debatir sobre la responsabilidad de las empresas para avanzar hacia una economía más verde.

Una nueva economía sustentable

Según Bigorito, la crisis ecológica que atraviesa el planeta obliga a repensar los modos de producción y de consumo de las últimas décadas y a avanzar hacia una “nueva economía” con cambios importantes en los próximos 20 años en tres áreas clave: energía, alimentos e infraestructura urbana, donde se concentran los mayores costos de una transición de salida de los combustibles fósiles. “Es tiempo de adaptarse y de producir más, con una menor huella ambiental. Ese es el gran desafío de nuestro tiempo”, sintetizó.

En relación a la producción de alimentos, un sector fundamental para Argentina, dijo que hay que encontrar caminos para satisfacer una demanda en aumento sin aumentar la superficie de suelos que ya utiliza el mundo agropecuario: “Hay que producir un 50 o un 60% más en la misma cantidad de tierra”. Esto significa desacoplar las necesidades productivas del uso de los recursos, en todos los ámbitos: la producción de alimentos del uso de los suelos y la generación de energía de las emisiones contaminantes, por ejemplo.

Sebatian Bigorito.jpeg
Sebastián Bigorito, director del Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible, advirtió que queda muy poco tiempo para corregir el rumbo hacia una economía más verde.

Sebastián Bigorito, director del Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible, advirtió que queda muy poco tiempo para corregir el rumbo hacia una economía más verde.

El camino para conseguir esto es la tecnología y la innovación, según argumentó el economista. Esto incluye avanzar con conceptos como la agricultura regenerativa, la biotecnología y el uso de variedades resistentes a fenómenos climáticos extremos, gestión eficiente de residuos y mejor uso del agua: “se trata de sumar máxima eficiencia en el uso de recursos finitos”, subrayó.

En esas tres agendas (clima, economía circular y derechos humanos) el sector privado tiene que hacer su parte, asumir sus responsabilidades e invertir en sistemas para optimizar productividad, con menor impacto ambiental.

El sector privado y el ambiente

Acindar (desde hace años, parte del grupo global Arcelor/Mittal) desarrolla en sus instalaciones de Villa Constitución un sistema de gestión ambiental con el objetivo de optimizar los usos de recursos como el agua, el suelo y el aire. Así lo explicó Elisabet Williams, la gerenta del área, quien detalló los diferentes tipos de control sobre los procesos productivos. En relación al agua, que toman del río Paraná, dijo que se recircula para optimizar su uso y que lo que se devuelve “está igual o mejor que lo que tomamos”.

En gestión de residuos, explicó que se apunta a la circularidad de los materiales para alargar todo lo posible su vida útil, algo que la siderurgia “hace por definición”. “El 47% de lo que usamos es chatarra que se reutiliza y buscamos incrementar ese porcentaje para usar la menor cantidad posible de mineral de hierro”, dijo.

Por su parte María de los Ángeles Milicic, de esa empresa constructora, explicó que la transición hacia un mundo con menos emisiones “es también una oportunidad de negocios” y que, cada vez más, los ciudadanos exigen certificaciones y trazabilidad de todo lo que usan o consumen. “El consumidor le pide a las empresas que cuiden el ambiente, el mundo pide negocios sustentables, hay que saber leer eso”.

Pucciarello, CEO de la empresa de biocombustibles RosarioBionergy, argumentó que Argentina tiene todo (superficie y recursos) para convertirse en un país bioenergético, pero eso ocurrirá sólo si se trabaja bien en la planificación. “El cambio de matriz energética al que nos lleva la crisis climática puede ser una gran oportunidad”, dijo el presidente de la primara empresa tipo B de la provincia de Santa Fe.

El aporte de la sociedad civil

Moverse es una organización sin fines de lucro que desarrolla espacios de intercambio empresarial, eventos de capacitación y acciones de sensibilización con la idea de fomentar los negocios éticos, inclusivos y sostenibles. Su propósito es promover el desarrollo sostenible en el ámbito corporativo y su misión es fomentar una nueva generación que lidere organizaciones de un modo sostenible.

Temas